Algunas células cancerosas tiene mayor tendencia a diseminarse que otras, haciéndose más agresivas y generando lo que se conoce como metástasis. Sin embargo, el examen microscópico sólo permite ver su tamaño, forma y teñirlas con ciertos colorantes que detectan la presencia de proteínas específicas de ciertos tipos de cáncer. Esto no permite saber si se diseminará fácilmente o no.

Una investigación reciente ha encontrado que las células cancerosas con tendencia a propagarse tienen una propiedad mecánica especial.

Al observarlas a través de un microscopio de absorción atómica y picarlas con una aguja de silicio de 400 nanómetros de diámetro, que equivale a cuatro diezmilésimas de 1 mm, las células con tendencia a propagarse son mucho más suaves que las que no tienen esta particularidad. Los investigadores midieron qué tanto se puede comprimir la membrana celular y lo que tarda en recuperar su forma original.

Las células con tendencia la metástasis son 70% más comprimibles que las células sanas, a pesar de tener algunas veces una apariencia casi idéntica.

Es posible que estas nuevas investigaciones permitirán predecir la agresividad de las células en un tumor canceroso primario, lo que puede ser útil para decidir el tratamiento de quimioterapia más apropiado.

 

Compartir

Comentarios