Seguramente has escuchado el dicho, “Encaneció de la noche a la mañana”. Es común oír esto al referirse a alguna persona que atravesó por una situación estresante. Pero, ¿existe alguna relación entre el estrés y el encanecimiento de pelo?

El cabello se fabrica en una especie de saco dentro de la piel llamado folículo. En el fondo de él, hay dos tipos de células. Unas son los queratinocitos que sintetizan la proteína llamada queratina. Su producción acumulativa y subsecuente hace crecer el pelo. Otro tipo de células en folículo son los melanocitos que producen el pigmento llamado melanina.

Existen dos tipos de pigmento, la eumelanina que pinta el pelo de café o negro, y la feomelanina que da los tonos amarillos y rojizos.

Por alguna razón desconocida, los melanocitos tienen una vida más corta que los queratinocitos, de manera que con el paso del tiempo, aunque el pelo sigue creciendo, va perdiendo pigmentación hasta transformarse en una cana.

Las hormonas que generan el el estrés producen inflamación y ésta a su vez origina la producción de radicales libres, que son moléculas muy oxidantes que dañan a las célula vecinas. En este caso los melanocitos son afectados.

También hay evidencia de que las hormonas del estrés interfieren en la señal que indica a estas células que deben de mandar melanina a los queratinocitos.

 

Redacción: Jonathan Navarro Tonix

Compartir

Comentarios