Uno de los mejores novelistas alemanes, premio Nobel de literatura en el año de 1946. Recordado por utilizar en ocasiones el sinónimo de Emil Sinclair. Proveniente de una familia de misioneros pietistas, fue destino al estudio de la teología, que lo llevó en el año de 1891 al seminario de Maulbronn. Posteriormente emprendería una huida a Calw donde se ocupó como relojero.

Después del éxito de  Peter Camenzind (1904), vivió a las orillas del lago de Constanza dedicado a la literatura. En 1911 se aventuró a la India para más tarde se fue a vivir a Berna y finalmente a Montagnola, cerca de Lugano.

Sin duda, uno de los libros que marca el antes y después de Hesse, fue Demian (1919), cuyas primeras ediciones se publicaron bajo el seudónimo Emil Sinclair y con el significativo subtítulo “Una historia de juventud”.

Algunos años después, en 1922 precisamente, su obra Siddharta, plasma su experiencia en la India. Este libro se convertiría en una especie de biblia para los “hippies”, difusores del budismo y de la cultura oriental en Occidente.

En el año 1927 inicia la etapa de madurez en su obra, la cual daría como resultado, El lobo estepario,  una novela breve, pero profunda, en la que el autor combina algunos elementos fantásticos con su propio pensamiento e ideas. La trama se presenta a través de un recurso literario conocido como manuscrito encontrado, es decir, el autor se desvincula de su obra y aparece un nuevo autor, el autor del manuscrito.

A continuación encontrarás algunas frases que figuran en la mente y obra de Hermann Hesse, las cuales han causado una revolución en la conciencia de las personas.

1.- “Hay millones de facetas de la verdad, pero una sola verdad”.

2.- “Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello”.

3.- “Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros”.

4.- “La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros”.

5.- “La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla”.

6.- “Si para divertirte necesitas el permiso de los demás, entonces eres verdaderamente un pobre diablo”.

7.- “Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles”.

8.- “Sin el animal que habita dentro de nosotros somos ángeles castrados”.

9.- “No tengo derecho a juzgar la vida de los otros. Sólo debo juzgarme a mí mismo y elegir o rechazar en función de mi persona”.

10.- “El amor no existe para hacernos felices sino para mostrarnos cuánto podemos resistir”.

 

Redacción: Jonathan Navarro Tonix

Compartir

Comentarios