El origen de esta prenda se remonta al año 1600 A.C. ya que existe evidencia de mosaicos decorados con imágenes de mujeres romanas, utilizando un tipo de bikini durante competencias atléticas.

El ingeniero francés Lous Réard presentó por primera vez el bikini moderno el 5 de julio de 1946 modelado por Micheline Bernardini.

Réard nombró a su inventó “Bikini” en honor a Bikini Atoll, uno de los tantos atolones de Marshall Islands, en el pacífico central. Un lugar famoso por su riqueza natural pero principalmente por su uso en pruebas nucleares por parte de Estados Unidos.

Desde su invención no había sido del todo aceptado, la actriz norteamericana Esther Williams resume la reacción social negativa en los años 50, tanto anglosajona como europea.

En 1951, concursantes del primer certamen de belleza Miss Mundo comenzaron a utilizarlo, sin embargo, poco después fueron prohibidos. La actriz Bridget Bardot llamó mucho la atención cuando fue fotografiada usando un bikini en la playa durante el Festival de cine de Cannes en 1953.

Posteriormente la actriz Ursula Andress, causó un gran impacto cuando emergió de las olas usando lo que ahora es reconocido como un bikini icónico en la película de James Bond, Dr. No, de 1962.

Para el año 1969 el diseño apareció en la portada de la revista Playboy y Sports Ilustrated, dándole legalidad.

El bikini ganó popularidad gradualmente hasta ganar la aceptación en la sociedad de occidente. De acuerdo a Oliver Szilard, historiadora de la moda francesa, el bikini es tal vez la prenda de playa más popular en el mundo gracias al poder de la mujer.

El bikini sigue siendo un tema de escándalo en los medios. En mayo de 2011, en Barcelona se prohibió usar el bikini en público, excepto por las playas; personas que violaban esta ley debían pagar multas costosas. Por otro lado, en el año 2012, dos estudiantes de St. Theresa’s College en Cebú, Filipinas no pudieron asistir a su graduación por las fotos reveladoras en bikini que habían subido a Facebook.

 

 

Compartir

Comentarios