Siempre tenemos la sensación de que en el año en curso está lloviendo o ha llovido mucho. Regiones que cada año sufrían sequías, parece que hoy se han inundado.

Un grupo de científicos especialistas en geofísica, realizaron una cuantificación basándose en datos climáticos registrados desde hace 50 años.

La cantidad de lluvia que cae se recibe en un aparato llamado pluviómetro. Sus medidas son específicas y la altura del agua recogida se mide en milímetros. Cada milímetros equivale a 1 litro por cada metros cuadrado. De 1986 al 2000 la precipitación pluvial ha ido en aumento en un promedio de 3.5 milímetros cada año.

Pero, ¿ Por qué han aumentado las lluvias?

La energía que mueve al ciclo hidrológico es la radiación solar. Ésta llega a la superficie terrestre que la absorbe y luego la refleja de nuevo hacía la atmósfera, pero algunos gases que se encuentran en ella, como el bióxido de carbono, el metano y otros, reflejan parte de la radiación a la tierra. El balance de estas energías constituye el calor latente que genera la evaporación y luego las lluvias.

Los científicos encontraron que el calor va en aumento por dos razones: una atmósfera más transparente permite mayor paso de radiación y el aumento de gases de invernadero la retiene más. Ésta es una valoración objetiva de que, en efecto, sí está lloviendo más.

 

Redacción: Jonathan Navarro Tonix

Compartir

Comentarios