Neil Alden Armstrong fue el astronauta de la NASA más famoso, por ser la primera persona en caminar sobre la Luna. Nació en Wapakoneta, Ohio, el 5 de agosto de 1930. Sus padres fueron Stephen Koenig Armstrong y Viola Louise Engel.

Armstrong fue aviador naval de 1949 a 1952 y sirvió en la Guerra de Corea. Estudió Ingeniería Aeronáutica en la Universidad de Purdue en 1955; 15 años después, siendo ya mundialmente famoso, obtuvo una maestría en Ciencias en Ingeniería Aeroespacial de la Universidad del Sur de California.

Como piloto de pruebas de la NASA, pilotó el X-15, un avión con forma de misil propulsado por cohetes que probó los límites del vuelo a gran altura. Voló más de 200 aviones diferentes, desde jets hasta planeadores e incluso helicópteros.

En 1962, Armstrong fue seleccionado con el segundo grupo de astronautas de la NASA, que voló en las misiones Géminis de dos asientos para probar la tecnología espacial, y las misiones Apolo de tres asientos, que llevaron a 12 personas a la superficie de la Luna.

En 1966, durante su primer vuelo como comandante de la sexta misión tripulada de la serie Géminis, Armstrong y el piloto David Scott hicieron el primer acoplamiento orbital de dos naves espaciales, uniendo la Géminis 8 a un vehículo Agena no tripulado.

Sin embargo, la misión se convirtió en una situación de emergencia cuando un propulsor de la Géminis quedó atascado. Con los astronautas girando más rápido que una revolución por segundo, Armstrong logró recuperar el control utilizando los propulsores del sistema de reentrada. La primera emergencia seria en el espacio terminó de manera segura, pero antes de lo planeado.

Dos años después, Armstrong evitó por poco un desagradable accidente mientras usaba un vehículo de prueba que podía volar como un módulo lunar y simular aterrizajes en la Luna. El combustible de sus propulsores se agotó y Armstrong se vio obligado a eyectarse segundos antes de que el vehículo se estrellara, escapando ileso.

El primer anuncio público que hizo la NASA sobre la selección de la tripulación del Apolo 11, que haría la primera caminata lunar, fue en enero de 1969. El astronauta jefe Deke Slayton eligió a un equipo de veteranos de las misiones Géminis: Neil Armstrong, Edwin “Buzz” Aldrin y Michael Collins.

Armstrong fue seleccionado para comandar la misión. Sus responsabilidades incluían aterrizar en la Luna junto a Aldrin, el piloto del módulo lunar Águila. Collins permanecería en la órbita lunar a bordo del módulo de comando Columbia.

La tripulación no estaba completamente segura de que serían los primeros en la Luna; La NASA tenía una secuencia apretada de misiones cada pocos meses y todos sus objetivos tenían que cumplirse para llevar a tiempo al Apolo 11 a la Luna.

Las misiones Apolo 8, 9 y 10 incluyeron el primer viaje tripulado alrededor de la Luna, la primera prueba del módulo lunar en el espacio y el primer aterrizaje lunar simulado.

Como los tripulantes sabían que su viaje estaba planeado para el primer alunizaje, diseñaron su parche de misión con eso en mente. Presentaba un águila sosteniendo una rama de olivo en sus garras; la tripulación dejó sus nombres fuera del parche de la misión para hacer que fuera más representativa de los humanos en general.

El Apolo 11 despegó de Cabo Cañaveral, Florida, a la vista de una gran cantidad de personas que acamparon allí para ver el lanzamiento el 16 de julio de 1969. La tripulación viajó a la Luna durante cuatro días, logró la órbita lunar y separó las dos naves espaciales el 20 de julio.

Mientras Armstrong y Aldrin descendían a la superficie, pudieron ver puntos de referencia que pasaban por debajo varios segundos antes. Informaron al Control de la Misión que estarían a varias millas de distancia del área de aterrizaje planificada, ya que se dirigían hacia una zona llena de rocas.

Posteriormente, la computadora del Águila desplegó varias alarmas, debido a que estaba sobrecargada de tareas y necesitaba reiniciarse.

El oficial de Control de Misión Steve Bales y el ingeniero informático Jack Garman autorizaron el alunizaje manual, del cual se hizo cargo Armstrong. Lo logró con solo 25 segundos de combustible restante.

Neil Armstrong anunció: “Houston, aquí Base Tranquilidad. El Águila ha aterrizado”. El astronauta Charles Duke respondió desde la Tierra: “Había varios tipos a punto de ponerse azules, estamos respirando de nuevo. Muchas gracias”.

El horario requería que los astronautas durmieran antes del primer paseo lunar, pero eligieron salir temprano porque sentían que no podrían dormir y el Control de la Misión se los autorizó.

El 20 de julio de 1969, ante una cámara de televisión en blanco y negro que transmitía sus movimientos a la Tierra, Armstrong descendió del módulo de aterrizaje Águila y posó su pie izquierdo sobre la superficie de la Luna.

Sus primeras palabras fueron: “Es un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad”.

Armstrong y Aldrin exploraron la superficie durante un paseo lunar que duró 2 horas y 36 minutos. Recolectaron 22 kg de material de la superficie, incluidas 50 rocas lunares, además de desplegar experimentos, plantar la bandera de  los Estados Unidos y tomarse un momento para hablar con su presidente, Richard Nixon.

La tripulación del Águila despegó con seguridad de la luna el 21 de julio, atracó con Columbia y viajó de regreso a la Tierra para un exitoso amarizaje el 24 de julio.

Los astronautas entraron en cuarentena para mitigar el improbable riesgo de que trajeran algún tipo de los gérmenes lunares y luego se embarcaron en una gira mundial para celebrar la misión.

Tras retirarse como astronauta, Neil Armstrong fue viceadministrador asociado de Aeronáutica en la sede de la NASA. Renunció a esta en 1971. Posteriormente, fue profesor de ingeniería aeroespacial en la Universidad de Cincinnati y presidente de la empresa Computing Technologies for Aviation.

También participó en la comisión presidencial encargada de analizar las causas y eventos de la fatal explosión del transbordador Challenger del 28 de enero de 1986, que mató a siete astronautas.

Armstrong optó por permanecer fuera de los reflectores después de abandonar la NASA, aunque reapareció periódicamente para entrevistas o eventos de aniversario relacionados con el Apolo 11.

Aunque sus declaraciones públicas fueron pocas, siguió las noticias sobre vuelos espaciales de su día y ocasionalmente hizo comentarios sobre lo que sucedía. Siguió siendo partidario del vuelo espacial suborbital y crítico con los planes para cambiar los vuelos espaciales tripulados de la NASA a una nave espacial privada.

Dos días después de cumplir 82 años, el famoso caminante lunar se sometió a una cirugía de derivación coronaria. Las complicaciones resultaron en su muerte, el 25 de agosto de 2012.

Su familia escribió: “Neil era nuestro amoroso esposo, padre, abuelo, hermano y amigo. Para aquellos que pregunten qué pueden hacer para honrarlo, tenemos una solicitud simple. Honren su ejemplo de servicio, logro y modestia, y la próxima vez que salgan en una noche despejada y vean a la Luna sonreír, piensen en Neil Armstrong y denle un guiño”.

Muchas figuras públicas le rindieron homenaje, incluidos el presidente Barack Obama, el candidato presidencial republicano Mitt Romney, el entonces administrador de la NASA Charles Bolden, sus compañeros Buzz Aldrin y Michael Collins, y representantes espaciales de todo el mundo.

Obama declaró: “Neil estaba entre los más grandes héroes estadounidenses, no solo de su tiempo, sino de todos los tiempos. Cuando él y sus compañeros de tripulación despegaron a bordo del Apolo 11 en 1969, llevaron consigo las aspiraciones de una nación entera. Se propusieron mostrar al mundo que el espíritu estadounidense puede ver más allá de lo que parece inimaginable, que con suficiente impulso y ingenio, todo es posible”.

El servicio funeral privado para Armstrong se llevó a cabo el 31 de agosto de 2012 en el Club Camargo de Cincinnati. Dos semanas más tarde, se celebró un servicio conmemorativo televisado públicamente en la Catedral Nacional de Washington, D.C.

Obama ordenó que las banderas de Estados Unidos ondearan a media asta en su honor. Los restos de Armstrong fueron depositados en el algún lugar del Océano Atlántico el 14 de septiembre de 2012, en una ceremonia a bordo de un buque militar.

La película biográfica sobre Neil Armstrong, First Man (Primer hombre), ya tiene fecha de lanzamiento: el 12 de octubre de 2018. Basada en el libro Primer hombre: La vida de Neil A. Armstrong de James Hansen, hará una crónica de la vida y la carrera de la primera persona que caminó en la Luna. El actor Ryan Gosling interpretará a Armstrong en la cinta dirigida por Damien Chazelle.

Investigación y guión: Conti González Báez

Compartir

Comentarios