El cambio climático que está ocurriendo en el planeta no es el primero. A lo largo de su historia ha sufrido calentamientos y enfriamientos provocados por diversas causas. La actual situación se debe al empleo indiscriminado de combustibles fósiles, lo cual ha incrementado las emisiones de bióxido de carbono y metano que atrapan el calor.

Hace aproximadamente 55 millones de años, antes de que hubiera humanos en la Tierra, la temperatura alcanzó hasta 8 ºC por encima del promedio actual. El océano Ártico tuvo una temperatura de 23 grados centígrados.

Algunas variaciones climáticas fueron las causas de extinciones masivas de los seres vivos, en cambio otras, de la misma intensidad, no afectaron la vida terrestre. ¿Qué ocasiono los cambios anteriores?

En algunas ocasiones, fueron erupciones volcánicas las que provocaron inundaciones de basalto fundido. Cuando éste encontraba en su camino piedras ricas en carbono, se liberaban grandes cantidades de bióxido de carbono y metano que generaron temperaturas que muchos seres vivos no soportaron.

Otras ocasiones, el choque de asteroides al impactarse contra la tierra, levantaban densas nubes de polvo y aerosoles de sulfato que no permitieron el paso de la radiación solar provocando un enfriamiento que fue la causa de la extinción.

En la actualidad, el cambio climático nos está exigiendo replantear nuestra forma de vida, en el uso de gases que son una amenaza para nuestro mundo. En efecto, cabe resaltar la reflexión que cada individuo debe realizar, obligándonos a pensar acerca de las necesidades reales que tenemos y las que no son tanto, pero sobre todo, las que ayuden a propiciar un cambio en la salud de nuestro hogar.

 

Redacción: Jonathan Navarro Tonix

 

Compartir

Comentarios