En la Edad Media el rey Felipe IV de Francia, con el apoyo del papa Clemente V, ordenó las redadas para detener a todos los Templarios del país el viernes 13 de octubre de 1307, Años más tarde fue capturado Jacques de Molay, el último gran maestre de la Orden del Temple, quien fue condenado a la hoguera. El cual antes de morir lanzó una maldición.  “¡Papa Clemente!, ¡caballero Guillermo!, Rey Felipe!, ¡antes de un año yo os emplazo para que comparezcáis ante el tribunal de Dios, para recibir vuestro justo castigo! ¡Malditos, malditos!, ¡Malditos hasta la decimotercera generación de vuestro linaje”!

A este hecho se le atribuye la leyenda de los malos augurios asociados a al viernes 13.

Otros historiadores sugieren que el origen de la superstición es cristiano y se remonta a la Última Cena, que tuvo trece comensales (Jesús y sus doce discípulos), y tras la cual se produjo lugar la crucifixión de Jesús, precisamente en viernes.

Curiosamente, el viernes es el día de la semana que más veces ha coincidido en día 13 a lo largo de la historia. Según el calendario gregoriano, cada 4.800 meses el día 13 ha caído 688 veces en viernes, frente a 685 en lunes o martes, por ejemplo.

 

Redacción: Jonathan Navarro Tonix

Compartir

Comentarios