Definir que características tiene un rostro hermoso ha sido un debate entre artistas, antropólogos y neurólogos. Aunque es fácil que una persona identifique una cara bonita,los científicos aún desconocen el proceso que se realiza en el cerebro para calificar como atractiva.

Las imágenes de resonancia magnética muestran que al verla, se activan la zona cerebral conocida como amígdala, responsable de codificar las emociones; sin embargo, esta misma zona se activa con rostros no tan “atractivos”.

Se ha dicho que la simetría de las facciones hace a un rostro bello. No obstante, hoy, la tecnología de las computadoras demuestran que no es el único factor que hace atractivo a una persona, también es la feminidad y masculinidad.

Estos factores están en relación con los niveles hormonales del observador del sexo opuesto.

En una computadora se obtuvo la imagen de un rostro que era el resultado de mezclar matemáticamente cada uno de los rasgos de varias caras diferentes con el fin de obtener rasgos promedio. La imagen obtenida resultó una cara más atractiva que cualquiera de las originales. Las caras en las que no predomina ningún rasgo distintivo como nariz grande, ojos muy pequeños, pómulos muy pronunciados, labios muy gruesos, sino que por el contrario predominan las rasgos promedio, fueron calificadas como las más hermosas.

Esto quiere decir que el factor más fuerte para denominar que una persona es atractiva, es la feminidad y masculinidad del individuo y no necesariamente rasgos simétricos.

Redacción: Jonathan Navarro Tonix

 

Información tomada del libro: Pequeñas dosis de ciencia,UNAM

Compartir

Comentarios