hit
 counter
Lunes a Viernes de 13:00 a 15:00
BLOG: Las Redes del Tiempo
Red FM
Red FM
92.1 FM
Junio 8, 2017

Vida y obra de Donna Summer
Publicado: Junio 8, 2017

La cantante y compositora Donna Summer fue “la Reina del Disco” en los años 70, con un sonido pop/dance/rock que era un híbrido del soul estadounidense y la música europea basada en el sintetizador, más una voz privilegiada que conquistó las pistas de baile de todo el mundo.

LaDonna Adrian Gaines nació en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, el 31 de diciembre de 1948. Hija de Andrew Gaines y Mary Ellen Gaines, tuvo cinco hermanas y un hermano.

Influenciada por la intérprete de música cristiana o gospel Mahalia Jackson, a los ocho años Donna comenzó a cantar en el coro de su iglesia y luego en otros de la ciudad.

En su adolescencia formó un grupo musical con sus hermanas y primas, que imitaba a los conjuntos femeninos de moda, como The Supremes y Martha and the Vandellas.

Incómoda porque su familia se burlaba de su voz y aspecto, abandonó la escuela, convencida de que la música era su vocación. Inspirada por Janis Joplin, se unió como vocalista a un grupo de rock psicodélico y dejó Boston, pero sus miembros se separaron al llegar a Nueva York.

En 1968 hizo una audición para participar en el musical Hair en Broadway. El papel que deseaba lo ganó Melba Moore, pero luego recibió la oferta de sustituirla cuando la compañía emprendió una gira por Europa.

La joven cantante aceptó y se mudó a Alemania, donde residió durante varios años. Actuó en los musicales: Godspell y Show Boat; mientras tanto, aprendió alemán. También trabajó como corista en grabaciones y participó en la Ópera Folclórica Vienesa.

En 1971, aún como Donna Gaines, editó su primer sencillo, Sally Go ‘Round the Roses, un cover de la canción interpretada en 1963 por el grupo femenino The Jaynettes, pero no tuvo éxito comercial.

En 1972 se casó con el actor austríaco Helmuth Sommer, con quien había trabajado en Godspell. Al año siguiente tuvieron una hija, Mimi Sommer, pero debido a problemas derivados de las frecuentes ausencias de él, la pareja se divorció en 1975. Donna cambió su apellido alemán Sommer con “o” al inglés Summer con “u”. Ambos significan “verano”.

Mientras trabajaba como corista de la banda estadounidense Three Dog Night, Summer fue contratada por Discos Groovy, compañía con la cual editó en 1974 su primer álbum: Lady Of The Night, que tuvo cierto éxito en Europa. Entonces conoció a los productores Giorgio Moroder y Pete Bellotte.

Su lanzamiento al estrellato fue al año siguiente, con la canción Love To Love You Baby. Moroder y Bellotte habían reservado esta melodía para otra intérprete, pero Donna Summer propuso el título y la letra. Finalmente, su versión fue grabada.

Ella incluyó atrevidos gemidos similares a los de un orgasmo y para grabarlos pidió apagar las luces del estudio. Esto hizo pensar que las sensaciones sugeridas en la canción eran reales; reseñas de la revista Time y otros medios llegaron a cuantificar que la canción sumaba 23 orgasmos.

La cantante explicó que la grabó acostada sobre su espalda pensando en cómo sus palabras hubieran arrullado a Marilyn Monroe. Cuando le preguntaron si se había tocado durante la grabación, contestó: “¿Tocarme? Sí, una pierna”.

La canción se lanzó inicialmente en Europa, pero varias emisoras la rechazaron por su erotismo y tuvo un éxito modesto. Por suerte, una copia llegó a Estados Unidos y cayó en manos de Neil Bogart, presidente de Discos Casablanca.

El directivo probó la canción en una de sus lujosas fiestas. La reacción de sus invitados fue tan entusiasta, que pidieron que la repitiera una y otra vez.

Bogart se puso en contacto con Moroder y Summer, anunciándoles que lanzaría la canción, pero que necesitaba una versión extendida para el baile en discotecas.

Recibió una versión de 17 minutos, que no cabía en un disco de vinil de tamaño single o sencillo. Tuvo que editarse en uno de 12 pulgadas o maxi-single, formato del que Summer fue pionera.

Después lanzó otros dos discos de larga duración. El primero fue Love Trilogy, con otro éxito: Try Me, I Know We Can Make It que estuvo en el Top 10 o Primeros 10 de Estados Unidos en 1976.

El segundo fue Four Seasons Of Love, un álbum conceptual siguiendo un romance durante las cuatro estaciones del año, en cuya portada apareció con una pose sexy, sentada sobre una Luna menguante. Su mayor éxito fue Spring Affair y así empezó su reinado en la música disco como ídolo de la comunidad gay.

Sus canciones reinaban en las pistas de baile y se asociaban al desenfreno nocturno de clubes como el famoso Studio 54 de Nueva York, pero ella tenía poca vida social y nunca se desvelaba.

Le molestaba ser promovida como diosa del sexo, una definición superficial que la hacía sentirse cada vez más deprimida. A finales de 1976 intentó suicidarse. Luego empezó a tomar medicamentos para la depresión y a buscar consuelo en la religión, convirtiéndose en cristiana renacida.

En 1977, Donna Summer grabó I Remember Yesterday, álbum que mezclaba el sonido disco con otros de décadas pasadas. La canción I Feel Love llegó al sexto lugar en las listas estadounideses. Era la época dorada de la música disco.

También publicó un álbum doble inspirado en el mito de Cenicienta, Once Upon A Time, combinando baladas y ritmos bailables con sonido orquestal.

Al año siguiente lanzó una versión rítmica de la antigua balada MacArthur Park. Fue su primera canción en llegar al primer lugar en Estados Unidos. El álbum Live and More obtuvo un disco de platino al vender un millón de copias.

En 1978 participó como actriz en la película musical Thank God It’s Friday e interpretó el tema principal, Last Dance. Fue otro gran éxito en su carrera, con el que ganó el premio Óscar a la mejor canción; también recibió un Grammy.

En 1979, proclamado Año del Niño por UNICEF, Donna Summer participó en un concierto benéfico junto con estrellas como John Denver, Bee Gees, Andy Gibb, ABBA, Olivia Newton-John y Rod Stewart, grandes leyendas de la música pop.

Tanto éxito le provocó ansiedad y depresión, que la llevaron a consumir tranquilizantes y otras drogas recetadas. Se hizo adicta a ellas y tuvo que recibir tratamiento para solucionar sus problemas de adicción.

Con Moroder y Bellotte lanzó el álbum Bad Girls, alusivo al mundo de la prostitución. Incluía la canción del mismo título, compuesta por ella y el grupo Brooklyn Dreams. Se cuenta que Neil Bogart quiso ofrecerla a Cher, pero Donna insistió en grabarla. Llegó al primer lugar, al igual que el sencillo Hot Stuff.

Conoció al músico Bruce Sudano cuando él era integrante de Brooklyn Dreams y se casaron dos años después. Tuvieron dos hijos, Brooklyn y Amanda; el matrimonio siguió unido hasta el fallecimiento de la cantante.

En 1979 hizo un insólito dueto con Barbra Streisand, cantando (No More Tears) Enough is Enough. Este tema también se editó en maxi-single y alcanzó el primer lugar en las listas de popularidad.

Con estos éxitos, Summer alcanzó el inusual récord de ocho éxitos Top 5 en apenas dos años. En 1979 lanzó su primer álbum recopilatorio, que también incluyó una nueva canción, On The Radio. Este álbum doble llegó al número uno y la canción repitió el triunfo de entrar en el Top 5.

En 1980 la cantante terminó su relación con Discos Casablanca, por discrepancias sobre el estilo musical que quería desarrollar. Firmó contrato con Discos Geffen, nuevo sello fundado por David Geffen, y lanzó el álbum The Wanderer, con influencias de la new wave o nueva ola y el rock al estilo de Pat Benatar.

La canción del mismo título llegó al Top 3 en Estados Unidos y el álbum alcanzó un disco de oro por ventas. Se preparó un segundo álbum, I’m a Rainbow, pero la compañía decidió no lanzarlo por temor a un fracaso comercial y lo archivó hasta 1996. Algunas de sus canciones, como Romeo, aparecieron en películas como Flashdance.

Summer rompió su relación de años con Moroder y Geffen reclutó al talentoso productor Quincy Jones, célebre después del megaéxito Thriller con Michael Jackson.

La colaboración entre Summer y Jones dio como resultado el álbum Donna Summer, con canciones como Love Is in Control y State of Independence.

Entonces surgió un nuevo conflicto: la compañía PolyGram, propietaria del sello Casablanca, le reclamaba la grabación de un nuevo álbum para liquidar su viejo contrato. La respuesta fue la canción She Works Hard for the Money, que llegó al Top 3.

Liberada ya de su relación con Casablanca y PolyGram, Donna Summer lanzó en 1984 el álbum Cats Without Claws; fue un fracaso relativo, por ser el primero que no llegaba al Disco de Oro desde su debut diez años atrás.

Su siguiente album All Systems Go en 1987 y el sencillo Dinner with Gershwin, en homenaje al famoso compositor George Gershwin, tuvieron un resultado discreto, por no decir que pasaron desapercibidos.

Las dificultades de Donna Summer aumentaron cuando se vio envuelta en una polémica periodística. Le atribuyeron unas declaraciones homofóbicas relativas al SIDA, que provocaron una avalancha de críticas.

La cantante insistió en la falsedad de tales afirmaciones, aclaró que tenía colaboradores homosexuales y a lo largo de varios años apoyó actividades a favor del colectivo gay.

Para relanzar la carrera de Donna Summer, Discos Geffen llamó a los productores ingleses Stock, Aitken y Waterman, conocidos como SAW por sus iniciales, quienes entonces estaban de moda.

Habían lanzado al estrellato a Kylie Minogue, Rick Astley, Samantha Fox y otras figuras juveniles; además, revivieron a viejas glorias como Bananarama y Cliff Richard.

La alianza entre Summer y el trío SAW fructificó con el álbum Another Place and Time, cuyos principales éxitos fueron This Time I Know It’s for Real y I Don’t Wanna Get Hurt. Fue un lanzamiento muy accidentado: La disquera se negó a publicarlo, lo que provocó la ruptura de su contrato con la cantante.

El álbum fue lanzado inicialmente en Europa gracias a la empresa Warner, habitual distribuidora de Summer en dicho continente. El primer sencillo alcanzó buenas posiciones en las listas europeas, por lo cual la Warner decidió distribuir el álbum en Estados Unidos por medio de su filial Atlantic Records.

Fue una astuta jugada, ya que las ventas fueron muy buenas y This Time I Know It’s for Real terminó siendo el duodécimo sencillo de oro en la carrera de la cantante.

Posteriormente y dado el éxito obtenido, Summer grabó con los mismos productores británicos un segundo álbum, If I Have To Stand Alone, con canciones muy bailables y escritas pensando exclusivamente en ella. Desgraciadamente, la producción no vio la luz debido a discrepancias con su empresa.

Algunas de sus canciones fueron Beyond Your Wildest Dreams, If I Have To Stand Alone, Happenin’ All Over Again y That’s No Reason. Posteriormente, este repertorio fue regrabado por Lonnie Gordon y fue un éxito de ventas en 1990, para desesperación de los fans de Donna Summer.

Durante la década de los 90, la cantante lanzó algunos temas inéditos como Carry On, que marcó su reencuentro con Giorgio Moroder; un remix o remezcla de esta canción en 1997 significó otro premio Grammy en la carrera de Summer.

En 1991 la cantante se atrevió con el sonido new jack swing, publicando el álbum Mistaken Identity. En 1994 se acercó al gospel con el disco navideño Christmas Spirit. En 1996 participó en el álbum Gently de Liza Minnelli, cantando a dúo Does He Love You.

A partir de 1994 inició una vida más discreta; se mudó con su familia de Los Angeles a Nashville, se dedicó a componer e incursionó en la pintura. Fue una buena artista y llegó a exponer en Japón, apoyada por el director de cine Steven Spielberg, así como en Nueva York.

También participó esporádicamente en televisión; entre 1994 y 1997 actuó en varios capítulos de la serie estadounidense Cosas de Casa, donde interpretaba a la “Tía Oona”.

En 1999 protagonizó un recital para el canal de televisión VH1, cuyo título Donna Summer – Live And More Encore aludía a su primer disco en directo grabado una década antes, Live And More. Se publicó un álbum con dos canciones extra, grabadas en estudio.

La primera de ellas le dio un nuevo éxito: I Will Go With You, una versión bailable de la balada de corte operístico Con Te Partirò, que había dado a conocer Andrea Bocelli. La segunda, mezcla entre la música disco y el sonido house, fue Love Is the Healer. El álbum relanzó a Donna Summer a las listas de ventas.

La crítica elogió que estuviera en excelente forma a pesar de su edad madura; su incomparable voz seguía sonando con fuerza. Se comentó que se preparaba un musical sobre la vida de la cantante, proyecto que finalmente no logró hacerse realidad.

También se habló de nuevos álbumes, pero el siguiente apareció nueve años después. En 2008, Summer publicó Crayons, en el que experimentaba con ritmos latinoamericanos. Al año siguiente actuó en Oslo, Noruega, durante el concierto para honrar al ganador del Premio Nobel de la Paz, el presidente Barack Obama.

La cantante luchaba en secreto contra el cáncer de pulmón, mientras intentaba concluir la grabación de un último disco. Se dijo que el origen de la enfermedad fue la inhalación de partículas tóxicas expandidas por el desplome de las Torres Gemelas en Nueva York, donde estuvo el 11 de septiembre de 2001.

Ella declaró que los atentados terroristas la sumieron en un estado depresivo, del que pudo reponerse gracias a su religión. Murió el jueves 17 de mayo de 2012 en su casa de Key West, Florida. Tenía 63 años.

Su influencia en la música pop y dance actuales es innegable, tanto por el sonido acuñado por el productor Giorgio Moroder como por su exuberante imagen, con una puesta en escena y vestuario que marcaron tendencia en los años 70, una época ahora recordada con nostalgia y periódicamente recreada por la moda.

A lo largo de su carrera vendió más de 130 millones de discos en el mundo, siendo una de las cantantes con mayores ventas de todos los tiempos. Donna Summer fue introducida póstumamente al Salón de la Fama del Rock & Roll en Estados Unidos, en 2013.

Investigación y guión: Conti González Báez

TE PUEDE INTERESAR
¡COMPÁRTELO!


Los comentarios están cerrados.