COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    enero 10, 2017

    EL EFECTO TRUMP

    Cuando faltan diez días para que Donald Trump se convierta en el Presidente 45 de los Estados Unidos, se aceleran los preparativos para su toma de protesta. Lo primero es confirmar a los nominados para cargos importantes que pasan por la aprobación del Senado, sobre todo el Secretario de Estado, el Procurador de Justicia, el Secretario de la Defensa. Hoy comenzó la pasarela con Jeff Sessions, un Senador Republicano identificado como político de extrema derecha para el cargo de Procurador de Justicia. Los Senadores cuestionaron duro a su colega en temas como el aborto, la investigación a Hillarry Clinton, y los Dreamers. Dijo que su prioridad no es perseguir a estos 800 mil  mexicanos hijos de indocumentados y llevados de niños por sus padres a los Estados Unidos, sino buscar a los indocumentados que han cometido algún crimen. Cuestionado por sus declaraciones racistas de 1986, cuando fue rechazada su nominación como Juez Federal al no proteger el voto de electores negros, dijo que era una caricatura.  Sessions está personalmente opuesto al aborto y al matrimonio igualitario.  El candidato a Procurador de Justicia de Trump enfrentó en su comparecencia a manifestantes pro aborto y supremacistas vestidos como militantes del Ku Klux Klan. Dijo que no apoya a los racistas, y respetará las decisiones de la Suprema Corte sobre estos temas, el aborto y el matrimonio de personas del mismo sexo. Sobre una posible investigación a Hillary Clinton dijo que él se haría a un lado y dijo que este país no castiga a los rivales políticos sino a los delincuentes.

    Hoy en la noche el Presidente Barack Obama regresa a su ciudad Chicago para dar un último mensaje a los Estados Unidos, será una despedida y se espera hable de su legado, del país que recibió hace ocho años y el que entrega a siguiente Presidente. Un escenario que evitó y sin duda hubiera preferido entregar la estafeta a una Presidenta.

    Donald Trump sigue amenazando a las armadoras de autos. Primero fue la Ford Motor la que canceló una inversión de 1.6 millones de dólares en San Luis Potosí, hoy la Fiat Chrysler cede a las presiones anuncia la inversión de mil millones de dólares en Michigan y Ohio, sumando 2 mil empleos.  La General Motors, la Toyota y la BMW no han cedido a las presiones y mantienen sus inversiones en México.

    En diciembre se alcanzó una cifra récord de ensamblado de autos en México, más de 3 millones 465 mil automotores, un dos por ciento más que el año previo. Según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, el 17 por ciento de la producción se exporta a los Estados Unidos.

    Crédito de imagen: AP 



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: