COLUMNA: Topes y Baches

    Oscar Sanabria
    Oscar Sanabria
    Experto en autos y estilo de vida
    abril 17, 2015

    EL FUTURO ES HOY

    Por: Jorge Gaytán

     

    Lejos quedó la idea de que los autos puedan manejarse solos. Las investigaciones y el avance de la tecnología nos dicen que posiblemente en seis años esto ya sea una realidad.

    La idea de los vehículos autónomos siempre ha estado presente casi desde el inicio de la invención de este artefacto que cambió para siempre la forma de transportarse de la humanidad. A lo largo del siglo XX, varios prototipos se han dado a conocer sin que alguno de ellos signifique una opción definitiva para tener un acercamiento con la movilidad autónoma.

    Un ejemplo de ello es el modelo desarrollado por el Ingeniero Francis Houdina en 1925, el cual se trataba de un sistema de ondas por radio para darle movilidad. Años más adelante, durante la Feria Mundial de Nueva York de 1939, también se pondría a prueba las capacidades de un vehículo a partir de imitar los movimientos de otro auto. Un caso particular y que generaciones pudieron disfrutar –aún con su dosis de ficción- fue el Auto Increíble, el cual podía desplazarse a placer de su conductor. Ficción a fin de cuentas, pero con cierta dosis de realismo y sobre todo, pensando en el futuro de los autos pasando el umbral al siglo XXI.

    Los esfuerzos continuaron y fue en 2010 cuando la compañía Google dio a conocer su vehículo autónomo, es decir, el hibrido japonés Toyota Prius al cual le fue instalado con un sistema compuesto por un localizador laser denominado Velodyne, que genera un mapa detallado del entorno en 3D. Con esta información, el auto recrea diferentes tipos de modelos de datos para que pueda recorrer la ruta que previamente fue configurada por el “conductor”, el cual sólo es un espectador de cómo el auto se “automaneja” con precisión y con apego a las leyes de tránsito. Tal fue su efecto, que actualmente el estado de Nevada es el primero en que ha legalizado la utilización de este tipo de vehículos.

    A finales del año pasado, Nissan se propuso introducir vehículos que puedan ser automanejables y de hecho, ya se encuentra haciendo pruebas, lo que significa que no es una tecnología que se vea a futuro. Marcas como Volvo, BMW, Mercedes Benz, entre otras, también se han puesto objetivos claros para la utilización de esta tecnología a corto o mediano plazo. La realidad es que es posible que en un futuro no muy lejano, podamos tener una interacción total con nuestro vehículo, de manera que el tráfico ya no será agobiante, sino que podremos trabajar, dormir o disfrutar de una película  mientras que nos lleva a nuestro destino y por que no decirlo, salvar millones de vidas que a diario se pierden por errores humanos. Tal vez la tecnología nos enseñe a redefinir e que empleamos nuestro tiempo a bordo de un automóvil.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: