COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    Diciembre 2, 2016

    EL MITO DEL SUELDO MÍNIMO 

    Si usted que me escucha es uno de los millones de personas que cobran el salario mínimo y recibe más o menos mil 100 pesos a la quincena, a partir de enero próximo recibirá 9.5 por ciento más. El sueldo mínimo actual de 73 pesos diarios subirá a 80 pesos. Unos 2,400 pesos al mes, si le parece insuficiente lo es, pero es la mayor alza en 40 años. Para aquellos funcionarios y personas instalados en el penthouse de la realidad que piensa que el salario mínimo es un mito que sólo sirve como unidad de referencia para multas y pagos le digo que es muy probable que el mesero que le atiende en el restaurante, el empleado que limpia su oficina, el conserje del edificio donde vive, reciban el sueldo mínimo. Millones de personas sobreviven a duras penas que este minisalario. Para los empresarios de la Coparmex el aumento de los mínimos es inflacionario, pero nada dicen cuando aumentan los precios de sus productos, ahí no es inflacionario.

    Para darle una idea de dónde nos encontramos en salarios, un día entero de jornada le dará a partir de enero 80 pesos, mientras en la Ciudad de San Francisco, California una jornada de 7 horas para el chofer de un camión repartidor de media jornada le deja 140 dólares, unos 2,940 pesos. En México ese sueldo de un día de trabajo representa más de un mes de jornada laboral, unos dos mil ochocientos pesos más.

    En España el mínimo mensual acaba de subir a 15,766 pesos contra 2, 400 pesos en México. Sí usted me dice que Estados Unidos y España son más caros que México, aquí no es nada barato. Muchos bienes y servicios son similares en precios aquí y en Estados Unidos y Europa.

     Hoy que los alcaldes de las principales ciudades del mundo están reunidos en la Ciudad de México para hablar del cambio climático y nos comparan con Londres que prohíbe la construcción de un numero alto de cajones de estacionamiento por cada edificio, les digo que no nos comparen con Londres donde existe un Metro que cubre toda la ciudad y un transporte de superficie excelente pero muy caro.

    No por nada aquellos que prefieren irse de indocumentados a los Estados Unidos lo hacen a sabiendas que ganarán menos que un local, los horarios y las condiciones laborales serán duras, y existe el riesgo de ser detenidos y deportados. A pesar de todo esto las remesas que mandan a México siguen siendo el ingreso más importante de México, por encima del turismo y el petróleo, aparte las exportaciones y el narcotráfico que no está cuantificado. Las remesas sumaron siete meses consecutivos de crecimiento, suman 22 mil 263 millones de dólares, el acumulado enero-octubre es ya 7.6 por ciento por encima de los recibido en el mismo periodo del 2015.

    Ante este panorama de los sueldos mínimos no por nada será difícil que Donald Trump detenga a las empresas estadounidenses de mudar sus plantas a México y corte el empleo a millones de trabajadores indocumentados.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: