COLUMNA: Radio Centro Futbol y más

    Edgar Valero
    Edgar Valero
    28 de años de experiencia lo respaldan
    noviembre 11, 2015

    EL SALVADOR, SÓLO UNA VICTORIA EN EL AZTECA

    Leyendas de Pasión:

    Hace poco más de 45 años, la Selecta logró su única victoria en la cancha del Coloso de Santa Úrsula, aunque fue en un ambiente bélico y con una atmósfera cargada de violencia en medio de la famosa “Guerra del Fútbol” ante Honduras.

    La presencia de la Selección de El Salvador, rival de México el próximo viernes en el arranque de la eliminatoria Mundialista en la grama del Estadio Azteca nunca ha sido tan llamativa, como lo fue hace poco más 45 años. El 26 de junio de 1969,  se efectuó en el coloso de Santa Úrsula un inusual duelo eliminatorio en el que no estuvo presente ningún representativo mexicano. En él, se enfrentaron los equipos de El Salvador y Honduras en un partido de fútbol que tuvo connotaciones mucho mayores, pues en juego hubo más que un boleto para el Mundial de 1970. Estuvo en juego, de alguna manera,  la posibilidad de zanjar uno de los capítulos más bochornosos en la región.

    Un conflicto bélico entre ambos países explotó aparentemente por culpa de algunas situaciones derivadas de la desmedida pasión futbolera, aunque en realidad el balón fue sólo el pretexto para manifestar tensiones políticas internas y rencores habituales entre países vecinos. Sin embargo, el periodista polaco Ryszard Kapuscinski, para muchos el mejor reportero europeo en la época moderna, inmortalizó ese violento enfrentamiento con el nombre de “la guerra del fútbol”, aunque también se le conoció como “la guerra de las 100 horas”.

    En realidad las relaciones entre ambos países estaban maltrechas por la decisión del gobierno hondureño de expropiarles tierras a los campesinos salvadoreños que habían cruzado la frontera y durante varias generaciones habían trabajado esas tierras con esmero y dedicación hasta haberse adueñado de las mismas. Además de arrebatarles sus terrenos, miles de salvadoreños fueron expulsados y perseguidos de manera hostil para que volvieran a su país.

    LA GUERRA DEL FÚTBOL

    En ese ambiente enardecido, tocó a las selecciones de ambos países enfrentarse a ida y vuelta en la eliminatoria. El 6 de junio de 1969, la selección salvadoreña y algunos seguidores que la acompañaron a Tegucigalpa fueron agredidos en el hotel de concentración y debieron aguantar un ambiente muy hostil antes de caer vencidos por 1-0, con un gol de último minuto que causó, según publicaron los medios salvadoreños que una joven que veía el partido por TV se suicidara al no soportar “tanta humillación”. A los funerales de la joven acudieron, importantes autoridades gubernamentales y militares e integrantes del equipo de fútbol.

    La furia salvadoreña propició que el trato que recibiría la Selección Nacional de Honduras unos días después, el 15 de junio de 1969, fuera aún más violento. Al hotel lanzaron piedras, huevos podridos, ratas muertas e impidieron que los futbolistas durmieran la noche previa al juego. Ya en el campo El Salvador goleó 3-0 a Honduras, pero ello no impidió que decenas de aficionados catrachos fueran linchados en las tribunas, reportándose dos muertos e infinidad de heridos y decidiéndose el cierre de las fronteras y el inicio de una guerra en la morirían entre cuatro y seis mil soldados y civiles de ambos países.

    OTROS TIEMPOS, OTRAS REGLAS

    En aquellos días, el marcador global no definía la serie, y como ambos equipos habían sumado un triunfo, debieron enfrentarse en un tercer y tenso duelo de desempate disputado en el Estadio Azteca el 26 de julio de 1969, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad y con miles de policías mexicanos impidiendo que los seguidores de ambos países se liaran a golpes y dieran continuidad a tan bochornosos capítulos.

    En el juego los salvadoreños vencieron 3-2 y prosiguieron su camino que les llevaría a clasificarse por primera vez a una Copa del Mundo. Curiosamente esa es la única ocasión que El Salvador salió victorioso del Coloso de Santa Úrsula, en el cual ha jugado desde entonces seis partidos, cuatro de ellos contra México, sin obtener otra victoria.

    El Salvador en el Azteca:

    Son cinco las ocasiones en las que el equipo salvadoreño ha jugado en el Estadio Azteca ante México y en todas fue vencido, siempre por una distancia de dos o más goles. Sin embargo, en la grama del Azteca también ha jugado otros tres juegos eliminatorios ante distintas selecciones, y sólo pudo ganar en el primero de ellos, el 26 de junio de 1969, cuando venció 3-2 a Honduras en un juego eliminatorio rumbo a México 1970, con el que se zanjó la famosa “guerra  del fútbol”. 

     

    Fecha Resultado Motivo
    26-jun-1969 El Salvador 3-2 Honduras Eliminatoria
    7-jun-1970 México 4-0 El Salvador Mundial
    12-oct-1977 México 3-1 El Salvador Eliminatoria
    16-oct-1977 Haití 1-0 El Salvador Eliminatoria
    23-oct-1977 Guatemala 2-2 El Salvador Eliminatoria
    18-abril-1993 México 3-1 El Salvador Eliminatoria
    5-oct-1997 México 5-0 El Salvador Eliminatoria
    10-oct-2009  México 4-1 El Salvador Eliminatoria



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: