COLUMNA: La Última...

    Jesús Escobar
    Jesús Escobar
    Conductor de espacios informativos
    Septiembre 14, 2016

    INTOLERANCIA

    En los últimos meses mucho se ha hablado y escrito sobre el matrimonio igualitario, el concepto de familia, que es normal y que no. Una polémica que se avivo a raíz de que el presidente presento una iniciativa a favor de esta figura jurídica.

    Poco más de un millón de personas salieron a las calles de diferentes ciudades a manifestarse en contra de que dos personas del mismo sexo, mayores de edad, contraigan matrimonio. ¿Por qué razón?

    Las iglesias católica y evangélica, los grupos de ultraderecha aglutinados en el Frente Nacional por la Familia, son los protagonistas de una estrategia que no es novedosa, incluso data del siglo pasado pero que les ha dado resultados para generar odio, desprecio.

    He leído comentarios de personas cercanas, familiares incluso que se dicen religiosas, pero hablan de que el homosexual les da asco. ¿Es posible creer en dios, persignarse ante la imagen de cristo crucificado y tenerle asco a otro ser humano?

    Mis grandes dudas de entrada son ¿Quién les dio el derecho a estas personas con sotanas o trajes, para hablar en nombre de todos los matrimonios heterosexuales? ¿Quién les dijo que el gobierno no tiene autoridad para que en las escuelas públicas se hable de sexualidad abiertamente?

    Analicemos los ejes de la protesta, el Frente Nacional por la Familia afirma que el matrimonio está diseñado para procrear, cierto pero el matrimonio religioso, no el civil. Este último es un contrato entre dos personas adultas para convivir juntos, nunca se señala la obligatoriedad de tener hijos.

    La Iglesia tiene todo el derecho de no casar a dos hombres, dos mujeres, son sus reglas, no se le puede obligar, incluso es respetable, pero la autoridad tiene la Obligación de hacerlo porque es un derecho como mexicanos.

    La adopción por parte de homosexuales, según ellos, los niños crecerían con deformaciones mentales, desorientados sexualmente, incluso se atreven a asegurar que serían víctimas de violaciones.

    Bueno, hasta el momento no hay institución entre las más importantes del orbe, seria, que haya identificado algún impacto negativo en niños o niñas de familias homoparentales.

     La propia UNAM), a petición del entonces ministro Sergio Valls, elaboró en 2010 un estudio para determinar la factibilidad de los matrimonios entre parejas del mismo sexo y adopción, y los resultados fueron que no “existían razones objetivas ni científicamente fundadas para conjeturar riesgos para los menores criados y/o adoptados por parejas homosexuales.”

    Sobre garantizar el derecho de niñas y niños a vivir en familia, la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes en ningún lado señala que esta deba estar conformada únicamente por una mujer y un hombre, como sesgadamente señala la iniciativa del Frente Nacional por la Familia.

    Y un detalle más, la mayoría de violaciones contra menores, actos de pederastia provienen de personas declaradas como heterosexuales.

    Fue vergonzoso y amenazante observar ríos de gente pidiendo que se cercenen derechos de terceros solo porque son diferentes a su concepción de la vida.

    Hace unos días el maestro Bernardo Barranco nos decía en la Última Emisión de la RED, que lo preocupante era que no escuchamos una discusión seria al respecto, eran puras denostaciones, insultos y mentiras basadas en fobias y filias.

    Urge un debate serio, profundo, porque no es un tema de moda, debemos partir de dos variables: libertad y derechos humanos.  No se puede partir de aspectos religiosos porque entramos inevitablemente en una discusión abiertamente subjetiva;

    Me llama la atención como se ha manejado este tema entre los políticos, el PRI y su apéndice PVEM decidieron congelar la polémica iniciativa, es decir esta menos que muerta porque el PAN no entrara al debate y el PRD no tiene los votos necesarios, MORENA Y AMLO se hacen que la virgen les habla, entonces ¿Por qué tanta furia contra Peña nieto? ¿Porque en sus marchas de odio se fueron contra el impopular mandatario? ¿De verdad los líderes del FNPF y los jerarcas católicos no están enterados del futuro del documento?

    Gobernación ha hecho mutis, el tricolor dejo solo al primer mandatario. ¿A que le temes los priistas? ¿De verdad se tragaron el cuento que sus derrotas el 5 de junio fue por apoyar a los homosexuales? O como lo hemos dicho, es parte de un golpeteo contra los Pinos por las candidaturas 2017 y 2018.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: