COLUMNA: Al pan pan y al vino vino

    Deby Béard
    Deby Béard
    Especialista internacional en vinos
    Junio 27, 2016

    LA CIUDAD QUE NUNCA SE DETIENE

    En los viajes se descubren las maravillas que se albergan en el mundo, paisajes de ensueños, tradiciones y costumbres, pero sin duda, Israel es un destino mágico, místico y encantador. Su gran valor histórico se aprecia en sus muchos museos pero especialmente en todos sus monumentos y vestigios, que si bien son un patrimonio religioso, han sido parte de los eventos que han marcado la historia de la humanidad.

    La segunda mayor ciudad de Israel es Tel Aviv, con frecuencia denominada “la ciudad que nunca se detiene”. Fue la primera ciudad judía moderna que se levantó en Israel, y en torno a ella gira la vida económica y cultural del país.  Tel Aviv es el centro de la economía israelí, de muchas oficinas corporativas y centros de investigación y desarrollo, también cuenta con paisajes espectaculares de una gran belleza. Sus playas, cafés, tiendas de lujo y estilo de vida la hacen un destino turístico delicioso para disfrutar del clima mediterráneo.

    Dentro de su ambiente cosmopolita y moderno se localiza el hotel Intercontinental David Tel Aviv, situado en Neve Zedeksu, la zona de más auge justo frente a la playa, y muy cerca del histórico Old Jaffa, restaurantes, galerías y tiendas. Sus espaciosas suites de estilo contemporáneo y elegante, cuentan con área de trabajo y baños con acabados de lujo. Las habitaciones ejecutivas se localizan en los pisos más altos, mostrando las mejores vistas al horizonte. En ambas, los amplios ventanales y balcones regalan vistas al mar Mediterráneo, en el que se antoja sumergirse durante los veranos cálidos y  tibias primaveras, o bien, disfrutar el solárium de la piscina.

    Columna_20160628_Vino_Israel2

    Uno de sus grandes atractivos es la propuesta gastronómica, a través de sus cuatro restaurantes. Para empezar el día, su desayuno buffet es una delicia de la cocina israelí, además de una gran variedad internacional y mediterránea; por la tarde, se disfruta de los cocteles de Atrium lobby bar para ver el sol ocultándose en el mar durante el atardecer. En el restaurante Aubergine se puede disfrutar de la verdadera comida y vinos Kosher y de una propuesta culinaria de excelencia; en Jaffa Court y su hermosa terraza se disfruta de una tradicional cena de Shabbat acompañada de los mejores vinos israelíes.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: