COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    Febrero 20, 2017

    LA GASOLINA DEBE DE BAJAR

     

    ¿Qué hacer con dos centavos de ahorro por cada litro de gasolina? Fue el regalo que recibimos de la Secretaría de Hacienda el pasado viernes. Esto significa que por cada 45 litros más o menos que toma llenar el tanque de un coche mediano, a 16.32 más o menos lo que cuesta en la Ciudad de México, el ahorro es de 0.90 centavos en el total. Si se toma en cuenta el único criterio del precio del barril de referencia en las refinerías de Houston y el tipo de cambio, el retroceso de los precios debió de haber sido de entre 40 y 50 centavos por litro pero fue de dos centavitos.

    Los motivos del fuerte aumento este año, según la explicación que dieron los funcionarios de Hacienda, reforzado por una amplia campaña de publicidad que describía las bondades de un precio real de los combustibles basado en el tipo de cambio y el costo de la importación del barril de crudo, lo que se conoce como la liberalización de los precios. Hoy no se puede afirmar que el precio que pagamos por las gasolinas es un reflejo del costo real, más bien en una combinación de criterios a modo del mercado basado principalmente en el costo político que en enero dejó una ola de saqueos y protestas, además de un salto en la inflación de 1.70 mensual en enero para un acumulado anual de 4.72 por ciento, el alza más fuerte para un mes de enero desde que hay registros. Además, los números de popularidad del gobierno federal cayeron de forma importante.

    A partir de hoy el precio volverá a ajustarse para hacerlo diariamente  tal y como lo hace el Banco de México con la paridad del peso-dólar. Es el  gobierno el que tiene bajo la manga el ajuste para arriba o para abajo con el manejo a discreción del IEPS, que es el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios. Se aleja el motivo del gasolinazo de enero pasado:  tener un precio real de acuerdo a las variables de costo de importación, tipo de cambio y logística.

    Conocedores a fondo de la industria gasolinera denuncian la tremenda corrupción que existe en ella. Desde la adquisición de una franquicia de Pemex, las licencias, las cuestiones laborales con los trabajadores, sindicatos, la distribución por pipas, el robo al consumidor no solo por los litros de menos sino el robo de parte de algunos empleados.

    En medio de esta complicada industria que representa a uno de los insumos más volubles a la inflación, Pemex informó que emitió bonos de deuda por un total de 4 mil 250 millones de euros en tres bonos a 4, 5, 7 y 11 años y la paraestatal presume que es la colocación más grande en la historia de los mercados emergentes.

    A pesar de que Pemex es una empresa en quiebra, con menos producción e ingresos que en sus mejores momentos, necesita dinero y emite más deuda.

    Pero para que veo que no todos son malas noticias, México comercializa Tequila en 98 países con un valor estimado en mil 203 millones de dólares. Nuestro principal mercado los Estados Unidos Alemania, España, Francia y Japón.

    Formato21.mx

    Crédito de imagen: Internet



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: