COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    Febrero 17, 2017

    LA GASOLINA DEBE DE BAJAR

    El aumento a las gasolinas parece se estancará a pesar de las razones que llevaron a su aplicación: la búsqueda de un precio real sin subsidios. Hoy viernes la Secretaría de Hacienda debe anunciar el siguiente paso en esta relación precio-costo-consumidores que se recrudeció el 1 de enero pasado cuando se aplicó un aumento a los precios de un 18 por ciento lo que ha causado la inflación más alta para un mes de enero desde que se tienen reportes, 1.70 por ciento mensual para un acumulado anual de 4.72 por ciento.

    Luego de haber sido bombardeados por declaraciones y anuncios de los supuestos beneficios de un aumento de los precios de las gasolinas para alcanzar uno real y liberalizado que refleje el precio de lo que cuesta sin que impacte a las finanzas pública con un subsidio que puede enfocarse a gastos más productivos, hoy parece que lo dicho ya no aplica. Según el Decreto Oficial publicado el 27 de diciembre pasado, se establecen estímulos fiscales en materia de impuestos sobre producción, lo que adelanta todo un esquema de precios a las gasolinas.

    Hoy debería de anunciarse la entrada en vigor de un esquema diario de ajuste de precios, tal como se hace con el tipo de cambio del dólar. México se dividió en 90 regiones con precios diferentes basados en transporte y logística para llevar la gasolina de los centros de almacenamiento y distribución hasta las bombas mediante una fórmula que toma en cuenta estas variables. Según el esquema no es el mismo precio para una gasolinera en Azcapotzalco, cercana al centro de distribución de Pemex, que en la Colonia del Valle o Coyoacán.

    Esta fórmula de transportación es opaca y huele a engaño dijeron hoy senadores del PAN. No se sabe cómo se determinan los precios máximos de las gasolinas en cada uno de los municipios del país y a que factores obedecen. Tampoco a cuánto asciende el margen de utilidad de los gasolineros.

    Una encuesta entre corresponsales de Formato21 muestra precios diversos, el más caro registrado en Loreto en Baja California Sur, 16.56 el litro de Magna, 18.33 el de Premium. Aunque no tan lejano de lo que cuesta aquí en la Ciudad de México, 16.33 contra 16.56, 20 centavos de diferencia.

    La fórmula que usa Pemex  para fijar el precio toma en cuenta el tipo de cambio y el precio del barril de crudo de referencia en Houston, Texas. El 5 de enero el tipo de cambio estaba en 22.75 pesos, hoy está en 20.80 pesos. El barril de crudo en 46 dólares en enero, hoy en 45 dólares. Según las razones para el fuerte incremento en enero fue que el dólar y el petróleo estaban caros, hoy valen menos por lo que no solo no deberían de subir, sino bajar. Le dejo el dato a la reflexión.

    Formato21.mx

    Crédito de imagen: Internet 



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: