COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    diciembre 23, 2016

    LA INFLACIÓN QUE VIENE

    Sobra decir que el 2017 se ve complicado por muchas razones, la principal el efecto Trump en el peso, la economía, la diplomacia, las relaciones comerciales. México y los Estados Unidos intercambian un millón de dólares por minuto, unos 530 mil millones de dólares al año. El 85 por ciento de ese comercio se intercambia directamente en nuestra frontera común. Existen 58 puertos de entrada en la frontera por donde cruzan más de un millón de personas a diario y más de 400 mil vehículos. El panorama de un freno a ese intercambio se ve lejano, muchas empresas estadounidenses dependen del comercio con México, lo que Trump ha repetido una y otra vez es construir un muro se ha diluido un tanto y va en reforzar partes de la frontera con malla ciclónica. Lo que es un reto es la renegociación del Tratado de Libre Comercio que visto con frialdad ha enriquecido a una minoría y empobrecido a la mayoría. Acabó con la industria nacional, el campo y nos volvimos una nación de maquila con poco valor agregado, salarios de explotación. Una mejor negociación podría fortalecernos, pero eso está por verse.

    El efecto Trump se ha visto reflejado en el tipo de cambio que se ha depreciado. Este año el peso ha perdido por el 19 por ciento de su valor. Hace un año un dólar costaba 17.21 pesos, hoy 21. Esta fluctuación se ha reflejado ya en electrodomésticos, alimentos como cereales, leche, gas natural, servicios como tv de paga que registra su mayor incremento desde el 2010. El Inegi reportó una inflación acumulada de 3.46 por ciento y se espera cierre el año cercano al 4 por ciento.

    A esto se agrega el aumento a las gasolinas y su posterior liberalización. Aunque aún la Secretaría de Hacienda no hace el anuncio del monto que subirán una entrevista ayer de Carlos Loret a José Antonio González Anaya director de Pemex, dijo claramente que el aumento podría ser de más o menos 15 al 20 por ciento por lo que no es nada lejano comenzar el año con el litro de Magna a 15 pesos más menos.

    Hoy funcionarios de Pemex, Hacienda, la Comisión Reguladora de Energía, incluso la Condusef, tratan de explicar lo inexplicable, los costos diferenciados por región debido a la logística, almacenaje y adquisición de combustibles lo que dejará el precio fluctuar libremente como en otros países. A esto se agrega la depreciación del peso.

    El resultado es una bomba de tiempo. Pero no hay que amargarnos la navidad ni el fin de año.

    Por lo pronto le deseo lo mejor para estas fiestas, no hay que olvidar la esencia de la Navidad, lo que significa, que sea un momento de reflexión, de tener el firme propósito de salir adelante unidos ante los retos.

    Felicidades.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: