COLUMNA: La Última...

    Jesús Escobar
    Jesús Escobar
    Conductor de espacios informativos
    Octubre 12, 2015

    LA NARCOCONDESA

    Hablar de la Condesa, es hablar de una historia muy personal, el lugar donde crecí,  cursé la educación Básica, conocí a uno de mis mejores amigos. Un lugar de donde recuerdo momentos maravillosos, de una vida tranquila, sin sobresaltos, de domingos apacibles incluso hasta aburridos, donde podías jugar en el parque sin ningún tipo de peligro. Caminar por la noche con plena seguridad. Como dice el maestro Hector de Mauleon ¨La colonia era una anciana tranquila que conservaba más o menos el mismo aspecto que a fines de los años 20 le imprimió el arquitecto José Luis Cuevas¨. ¨Era una sucesión de sastrerías, Tlapalerías, vidrierías, panaderías, vulcanizadoras, cerrajerías, estéticas, tiendas de la esquina  y relojerías¨.

    Este lugar que en el siglo 18 era la extensa hacienda de la condesa de Miravalle cambió para mal, la apertura de un sin fin de  antros y restaurantes contaminaron para siempre la calidad de vida.

    Entendamos no estoy en contra del progreso, del comercio, ni creo idílicamente que en esta Ciudad todo debe ser como en los años 20, pero si estoy en contra del desorden, criminalidad  y corrupción que permea en la actualidad, en los terrenos que a principios del siglo XX, albergaron  El Toreo, que estuvo donde hoy se alza el Palacio de Hierro y poco después el célebre Hipódromo, cuyo listón fue cortado por el mismísimo don Porfirio.

    En pleno siglo 21, la Condesa es escenario de violencia, agresiones, borracheras, crimen organizado, el inexistente crimen organizado que está a la vista de todos menos de las autoridades.

    Antros como el Zydeco que fue cerrado por un secuestro, Kings Pub donde hubo balaceras entre guarros de los juniors, Black Horse donde ejecutaron a una personas, dueños de negocios que denuncian extorsiones, negocios que cambian de nombre cada 3 meses en una muestra del lavado de dinero, valets parking que no solo toman la calle en su poder, sino que forman parte del entramado del narcomenudeo

    ¿Cómo funciona?,  Los dealers venden en la esquina, “o en la misma mesa de los bares”. Sólo hay que preguntar al mesero o al franelero. O bien, marcar por el celular al número de costumbre. Incluso en el bar o antro se sabe cuando el pedido ha llegado, debido a que todos comienzan a pararse al baño.

    Un sábado de quincena cualquiera por la madrugada, convierte al cruce de Juan Escutia, Tamaulipas y Oaxaca, en un hervidero de chavos, vestidos ellos, la mayoría, en jeans y playeras de moda. Ellas, de acuerdo con los cánones de la temporada.

    En esa multitud, llena de luces y el caminar de personas, cualquier operación ilícita podría darse sin complicación o sin ser vista, puede parecer que uno compra cigarros o paga la custodia del vehículo y no pasa nada.

    Los Dealers y  sus clientes tienen su propio lenguaje… “¡Qué onda, mi Guapo, no tendrás camisetas nuevas que me vendas, necesito cinco. Las quiero para una fiesta y ¡me urgen!”. La mayoría pasan como chicos de la zona, entre 1.65 y 1.80 metros,  cabello rizado o lacio engominado,  jeans de diseñador, camisa a la moda, y zapatos de gamuza. No rebasan los 30 años.

    Algunos se ubican incluso en la emblematica avenida amsterdan, si la misma en que los departamentos en renta estan entre 15 y 30 mil pesos y en venta entre 9 y 7 millones, estan al interior de un coche del año, tomando un refresco, jugando con el celular o hasta escuchando musica hasta que el valet parking o el vendedor de cigarros se acerca con la lista del pedido.

    Aunque también están los taxis que surten de droga a los ¨condechi¨, son alrededor de cinco autos que operan con placas, colores oficiales, documentación en regla que surten a los establecimientos de la zona.

    Reitero es un secreto a voces que en el corredor comercial Tamaulipas, Nuevo León, Oaxaca y calles aledañas el narcomenudeo prolifera sin que las autoridades pongan atención en el fenómeno.

    Algunos propietarios de establecimientos quieren vender porque han recibido amenazas por no permitir la distribución de estupefacientes. Uno de ellos de forma anónima fue muy claro: ¨ Se nos obliga a vender, incluso ponen a uno de sus tipos en las cajas, no nos queda de otra porque va en riesgo tu integridad¨

    De acuerdo con los representantes vecinales, este tipo de actividad criminal se focaliza en las inmediaciones del Parque México y en las vialidades como avenida Tamaulipas y Michoacán, en donde se concentra la zona de bares y restaurantes.

    Pero las autoridades aseguran que no hay denuncia alguna.

    La próxima semana hablaremos del Cartel que domina toda la zona…

    Escúchenos de Lunes a Viernes a las 23.13 pm e el 1110 de am, 700 Gdl y 1540 en Mty..www.redam.mx y los Domingos a las 8 am también por FM, 88.1.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: