COLUMNA: La Última...

    Jesús Escobar
    Jesús Escobar
    Conductor de espacios informativos
    Mayo 11, 2017

    DARIO VERON Y EL RESPETO LABORAL EN MÉXICO.

    Dario Veron y el respeto Laboral en México.

    Hace unos dias se dio a conocer la salida de Dario Veron de los Pumas de la UNAM, equipo al que brindo 14 años de su vida, siempre mostrando profesionalismo, compromiso, la camiseta bien puesta. Un ícono auriazul, de los más aplaudidos siempre que se escuchaba su nombre en el sonido local del estadio Olímpico Universitario.
    La salida de este jugador no es un asunto exclusivo del futbol, sino que va más allá, y demuestra la forma de comportarse del empresario, del patrón, del dueño hacia los empleados.
    Veron llego en 2003, y en todo este lapso, compartió la zaga central “felina” con Joaquín Beltrán, Héctor Moreno, Marco Antonio Palacios y Gerardo Alcoba. Tuvo como técnicos a Hugo Sánchez, Miguel España, Ricardo Ferretti, Guillermo Vázquez (dos etapas), Joaquín del Olmo, Mario Carrillo, Juan Antonio Torres Servín, José Luis Trejo y Juan Francisco Palencia, y prácticamente con todo fue un titular indiscutible.
    Con 480 partidos fue el segundo jugador en la historia de Pumas en defender más veces la playera, por los 519 del retirado portero Sergio Bernal, lo que habla de una gran continuidad del paraguayo, mundialista en Sudáfrica 2010. Un trabajador formidable, que al final fue tratado como uno más.
    Este es el punto de nuestra columna, ¿cuantos empleados no han pasado por lo mismo? ¿cuantos no han salido por la puerta de atras sin importar los años dedicados a una empresa? ¿cuantos no dejaron su vida en un lugar que con la mano en la cintura les cierra la puerta cuando supuestamente ya no son útiles?
    El compromiso de los trabajadores refleja la implicación intelectual y emocional de éstos con su empresa, y con ello su contribución personal al éxito de la misma. Es un camino de doble vía entre patrón y empleado. A la empresa le conviene el compromiso del trabajador y a éste ser convenientemente retribuido por ello.
    ¿Pero cuantos patrones lo reconocen? ¿cuantos patrones valoran a un empleado que se pone la camiseta? hasta parece un castigo ser bueno en algo, o querer a tu empresa,  de inmediato se te carga la mano, sin el reconocimiento adecuado ni emocional ni económicamente. Total le gusta lo que hace.
    Diversos estudios muestran que el trabajador mexicano se siente poco apreciado, pese a que el reconocimiento laboral representa un cambio positivo en la productividad de los colaboradores y mantiene un ambiente agradable de trabajo.
    los líderes empresariales no prestan atención en lograr un aumento en el compromiso del capital humano.están demasiado preocupados con las finanzas que olvidan por completo a las personas. Total los empleados son un numero más, ¨que den gracias que tienen trabajo¨.
    Jack Welch, ex presidente de General Electric por casi 20 años, tenía una práctica poco habitual: acostumbraba enviar notas de felicitación de su puño y letra, a los empleados más destacados de su empresa. Las cartas eran sumamente valoradas por sus colaboradores. El destacado hombre de negocios siempre tuvo algo claro: si premiaba a los buenos colaboradores, obtendría la motivación necesaria para alcanzar las metas de la compañía.
    Lamentablemente en México son pocos, muy pocos los dueños o directivos que coinciden con esta filosofía, y se cae en una explotación laboral que solo busca generar riquezas para unos cuantos.
    Para el recuerdo quedó ese gol que Dario Veron anotó al Puebla en el minuto 89, para que Pumas avanzara a la gran final del Apertura 2009, donde, a la postre, fue campeón. lloro cuando se entero de la noticia de que estaba fuera, quería retirarse en el equipo de sus amores, pero eso a la directiva encabezada por un empresario que forma parte de una generación que no valora lo humano no le importo, le dio una patada en el trasero. Veron era un empleado de élite, pero un empleado, en un país donde eso es sinónimo de maltrato y explotación.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: