COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    diciembre 6, 2016

    LLEGARON LOS IMPUESTOS A LA CDMX

    En estos días en los que muchos se contagian del espíritu navideño tal como los describió Charles Dickens en su “Cuento de Navidad”, hay varios Scrooge sueltos en la Ciudad de México. A diferencia del viejo Ebenezer de corazón duro, egoísta que odiaba la Navidad y hacía todo por evitar aquello que pudiera producir felicidad, tal parece que algunos Diputados Constituyentes siguen la escuela de este personaje y su intención es hacernos pasar una amarga navidad.

    Le platico esto porque los Constituyentes de la CDMX alistan lo que será la Carta que regirá la vida de los capitalinos en los próximos años.  Se trata de un documento de 76 artículos divididos en siete títulos que van desde los derechos individuales, la protección a las minorías, ofrece derechos y obligaciones de la ciudadanía y de la administración, ofrece una distribución equitativa.

    Es precisamente esta apartado el que ha despertado la preocupación. El artículo 21, inciso C, fracción 7 que se refiere a la regulación del suelo nos recuerda a los impuestos a las ventanas en la época de Santana, o la Tenencia para pagar los Juegos Olímpicos del 68 y que nos sigue acompañando disfrazado en licencias, verificación, trámites, grúas, multas, etc.  El artículo en cuestión dice “Los incrementos en el valor del suelo derivados del proceso de urbanización se considerarán parte de la riqueza pública de la ciudad. La ley regulará su aprovechamiento para restaurar los ecosistemas y las zonas degradadas de la ciudad”. Esto quiere decir que la plusvalía en el valor de los inmuebles no será para el dueño sino será parte de la riqueza pública de la capital. Se pretende que la plusvalía que se logra por estar en un sitio bien comunicado, con amplias avenidas, luz, servicio de agua, lo que atrae inversiones de desarrolladores, no pase al dueño sino que se distribuya a la riqueza pública de la ciudad  para obras en beneficio del ecosistema, ese que las propias autoridades se han encargado de destruir con el angostado de calles, la especulación de inmobiliaria, la destrucción de parques.

    Ante la queja de que se trata de una constitución comunista, los autores que tiraron la piedra esconden la mano.  Miguel Angel Mancera negó que el documento busque atentar contra la ciudad y habló de desinformación. Dijo que más que un atentado contra los capitalinos se busca una ciudad cada vez más fuerte y sólida en su futuro.

    Morena también rechazó este golpe a la clase media. Martí Batres el líder de este partido dijo que Mancera fue el que incluyó esta nueva carga fiscal e hizo un llamado para que los diputados de Morena no la avalen. De aprobarse dijo Batres ocasionará la expulsión de la clase media de sus casas y ocasionará una concentración de la propiedad urbana.

    El tema se debate este mes para darnos a los capitalinos nuestro regalo de navidad.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: