COLUMNA: México Lindo

    Carlos Castellanos
    Carlos Castellanos
    Periodista, reportero y conductor de noticias
    Septiembre 3, 2015

    MEXIBÚS, UN TRANSPORTE PÚBLICO DE ÉLITE (PARTE 1)

    “Tengo que ir dos veces a la semana a la UNITEC Ecatepec, en el Estado de México… voy a dar clases”. Eso fue lo que me dijo un amigo al que tengo años de conocer.

    Sentí mucho gusto por él y de inmediato le dije que si en algo podía ayudarle, con toda confianza podía pedírmelo.

    “Entonces consígueme una tarjeta de acceso para el mexibús”, fue lo que me contestó en automático, con una angustia indescriptible en el rostro.

    Pensé que estaba bromeando, ¿cuál podría ser la dificultad para conseguir una tarjeta de acceso a un transporte público?

    Mi amigo trabaja en Lomas de Chapultepec, sale a las 6 de la tarde y aceptó dar clases en esa universidad para obtener un ingreso extra, que en estos tiempos a nadie le viene mal.

    Me contó que su horario de entrada en su nueva ocupación sería a las 8 de la noche, pero ahora estaba realmente preocupado. Esto fue lo que me contó:

    Al considerar que tengo que hacer un trayecto muy largo en hora pico decidí hacer un viaje de prueba para calcular los tiempos.

    En esencia, desde el punto de origen hasta mi destino hay exactamente 34 kilómetros y según una aplicación que tengo en mi celular me tomaría 41 minutos, sin tráfico, hacer todo el trayecto. Pero a quién engaño; a esa hora tal vez sería más rápido llegar a Toluca que a Ecatepec.

    Después de mucho platicarlo con amigos y familiares que viven por la zona, llegamos a la conclusión de que lo idóneo sería dejar mi coche cerca del metro Insurgentes y utilizar el transporte público para llegar hasta allá.

    “Hay una estación del Mexibús que te deja frente a esa escuela”, me dijo alguien con muy buena intención.

    Entonces me di a la tarea de preguntarles a mis conocidos de la zona si me podían vender una tarjeta de este medio de transporte…

    “No tengo”, “ahorita no la traigo”, “se me acaba de perder”, “no uso”… Fueron algunas de las respuestas que obtuve y nadie parecía dispuesto a desprenderse de una tarjeta del mexibús.

    Cuán difícil puede ser llegar y comprarla en el momento, pensé.

    Sin embargo -continuó mi amigo- previsor, estresado y un poco obsesivo como soy, decidí hacer un viaje de prueba y aprovechar para comprar mi propia tarjeta del mexibús.

    En efecto salí de trabajar a las seis de la tarde, bajé en mi coche hasta las inmediaciones del metro insurgentes y lo dejé en un parquímetro que termina de cobrar a las ocho de la noche, me metí al metro y tuve que esperar a que pasaran dos trenes repletos antes de poderme subir… Para este momento ya casi eran las siete de la tarde, faltaban ocho minutos.

    Por fortuna el metro de la línea 1 se trasladó rápido y a las 7 con 13 minutos ya estaba en San Lázaro;  me bajé y caminé lo más rápido que pude para transbordar a la línea B.

    A las 7 con 20 minutos me subí en el metro con dirección a Ciudad Azteca, huelga decir que también iba repleto y que apenas logré entrar. “No voy a llegar”, pensé.

    Sin embargo, pese a todos los indicios y gracias a que no llovió ese día el metro de la línea B llegó a la terminal cuando faltaban diez minutos para las ocho de la noche.

    Si corro y me subo al mexibús de inmediato tal vez llegue en punto de las ocho pues solo son dos estaciones desde la terminal hasta la UNITEC, supuse.

    Pero hubo algo con lo que no contaba: Parece que conseguir una tarjeta para el Mexibús es tan difícil como obtener una invitación VIP para algún evento exclusivo.

    Con incredulidad interrumpí a mi amigo y le pedí que dejara de bromear al respecto…

    Es real, me dijo: “El mexibús es un transporte de élite al que no todos se pueden subir. No hay tarjetas del mexibús”…

    Mexibús, un transporte público de élite (parte 2)



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar:
    • César Antonio Reyes

      Es lamentable, Ninguna de las 3 Lineas tienen tarjetas a la venta para el publico.
      Ademas de que se paga un transbordo en 1ro de Mayo no hay tarjetas en las maquinas. No se que pasa en Mexibús que tienen esta problematica.