COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    Enero 9, 2017

    PRIMERO EL AUMENTO, LUEGO LAS MEDIDAS DE APOYO

    La inflación cerró el año en 3.36 por ciento, la inflación subyacente que es más exacta porque resta los aumentos de los combustibles fue de 3.44 por ciento. En diciembre los precios tuvieron un incremento de 0.41 por ciento. Aún, aunque la inflación se mantuvo en los parámetros del Banco de México de más menos 3 por ciento, se disparó uno por ciento respecto al cierre del 2015 que fue de 2.41 por ciento, hoy 3.36 por ciento. Analistas de CitiBanamex atribuyen el alza de la inflación a la debilidad del peso frente al dólar, comenzó en 17.21 pesos y cerró en 21pesos, una depreciación de casi 20 por ciento y a la mayor fortaleza del mercado interno. Para la medición del Inegi lo que más subió en diciembre fue el limón, la cebolla los boletos de avión. Lo que más bajó fueron productos del campo como el chile serrano, el tomate verde, la papaya, y los ejotes. Entre las ciudades más caras de México, Tijuana, Acapulco, Toluca.

    Se prevé un aumento más acentuado de la inflación en enero por los ajustes al alza de los precios de gasolinas, gas y luz que sumado al aumento de los precios del crudo y a la depreciación del peso se irá a 1.61 por ciento en enero, su peor mes en 17 años para cerrar el año en 5 por ciento, según análisis de CitiBanamex.

    Hace unos momentos se firmó un pacto para la protección familiar en la que se anuncian medidas que pretenden fortalecer la economía, pero la Coparmex no lo endosó. En un comunicado los empresarios afirmaron que un verdadero consenso no se puede construir en tres días y que  sólo sirve como estrategia de comunicación pública o imagen pública. Para la Coparmex los Acuerdos no resultan en un verdadero diálogo social y tiene efectos muy limitados.

    La negativa de la Coparmex a firmar este acuerdo es una muestra de que la medida de liberar los precios de las gasolinas y gas LP, así como el aumento a la luz, no previó el efecto negativo que tendría para los bolsillos de la gente y la respuesta de repudio. Primero se incendió la gasolinería y luego se llamó a los bomberos y no al revés.

    Ante las dudas del impuesto que ha motivado protestas, le digo que por cada litro de a 15.98 que se vende de Magna, el gobierno se lleva 5.48 pesos en impuestos.

    Recibo un comentario de un radioescucha de nombre José Manuel que trabaja y vive en Houston y que pasó fin de año con su familia de México. Dice que el galón de gasolina en una estación de Shell es de 1.68 dólares, el equivalente al tipo de cambio de 21.80 pesos por dólar y convirtiendo galones en litros le cuesta 9.68 pesos el litro, incluye impuestos federales, estatales, municipales y regionales en Conroe, Texas, así como el flete, gastos de entrega, utilidades del gasolinero. La diferencia es de 6.31 pesos.  Por más que trato de sacar cuentas del precio internacional, fletes, ganancias, impuestos, las cuentas no dan.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: