COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    febrero 11, 2016

    SE PROHÍBE CIRCULAR

    La acción de la Boeing, cayó hoy once por ciento en la bolsa de Nueva York, su nivel más bajo intradía en dos años. La SEC que es la Comisión de la Bolsa de Valores de los Estados Unidos investiga al fabricante de aviones por su el supuesto mal manejo de sus costos y las expectativas de ventas de dos de sus mejores modelos de aviones, el 787 Dreamliner y el 747 el Jumbo Jet. La investigación aunque no es pública, se centra en las proyecciones que hizo la Boeing sobre sus proyecciones de ganancias a largo plazo del 787 y el 747, ambos aparatos que son bandera del fabricante. La revisión tiene que ver con el llamado programa de contabilidad que le permite a la Boeing esparcir los enormes costos de fabricación a lo largo de varios años, el sistema puede diluir ganancias y tapar las perdidas potenciales.

    Esto viene al tema por la presentación ayer del avión de “todos los mexicanos”, como llamó el presidente Enrique Peña al avión Boeing 787 Dreamliner , aparato que costó en pesos según cifras oficiales, 2 mil 952.4 millones de pesos. Más mil millones de pesos en adecuar el hangar presidencial por la constructora Higa, para un total de 4 mil millones de dólares. Hoy la Boeing investigada por la SEC por sus prácticas contables poco claras.

    Mucho se ha comentado la propuesta que hicieron urbanistas y  la oficina de Naciones Unidas relacionada con el hábitat. Consiste en cobrar a los autos que ingresen y transiten en zonas de gran afluencia o céntricas en ciertos días y horarios. Este modelo se aplica en varias ciudades como la de Roma, Londres, Singapur, y según los resultados obtenidos, junto con un desarrollo urbano inteligente y un sistema integrado de transporte, reduce en un 28 por ciento el tiempo de viaje en un 25 por ciento los accidentes viales y en un 17 por ciento los contaminantes. La propuesta se aplicaría en Polanco ya que se ha convertido en una zona crítica para circular, los taxistas prefieren no entrar a Mazaryk, a Horacio u Homero o cruzar Mariano Escobedo.

    Joaquín Alvarez Ordoñez, quien fue director de Obras en anteriores administraciones de la ciudad de México, dijo que si no se hace nada, en un plazo de cinco a diez años vamos a una parálisis vial,  la cual ya se da en Polanco.  El propone medidas como la de cobrar por circular, dice que se colocará una calcomanía al auto que le permitirá cruzar Polanco, lo que no la tenga irán al corralón.

    Se le olvida al Señor Ordoñez que esto va contra un artículo de la Constitución que permite el libre tránsito. El restringirlo irá contra este derecho y abrirá la puerta a controversias y amparos.

    La solución sí es que hay otra, será mejorar el sistema de transporte público, incentivar los autos con más de dos pasajeros.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: