COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    enero 11, 2016

    SEAN Y KATE

    Poco a poco se conocen detalles de la detención de Joaquín Guzmán Loera, a) “El Chapo”. Mucha tinta, audios y videos han corrido y van desde las críticas hasta los aplausos a las autoridades, pero nadie puede permanecer indiferente ante la captura del capo.

    Para algunos fue cuestionable el twitt presidencial en el que se decía: “Misión cumplida”, capturamos al Chapo, antes de que se organizara una rueda de medios para hacer el anuncio oficial. Información encontrada en el boletín de Marina, la mañana temprano del viernes 8 que daba cuenta de un enfrentamiento en Sinaloa con un saldo de cinco muertos y un fugado, pero nada más. Al medio día circuló el twitt del presidente. Se duda sí realmente fue una labor de inteligencia o la policía dio con el capo de manera casual. El hecho es que Guzmán Loera, está ya en el reclusorio del Altiplano de donde escapó hace 184 días.

    Como de película fue la fuga del Chapo del penal de “máxima seguridad”, y también está resultando su captura. Estelarizado por el propio Guzmán Loera, que parece le gustan los reflectores, y en los papeles principales Sean Penn, el actor estadounidense y por Kate del Castillo, la actriz mexicana hoy con nacionalidad estadounidense.

    Penn un actor de carácter, muy relacionado con causas sociales consiguió reunirse con el narcotraficante y entrevistarle, algo que nadie había logrado y muchos cuestionan hoy. ¿Es ético entrevistar a un peligroso criminal fugado? Aquí se abre un debate. El hecho es que para bien o para mal, Sean Penn obtuvo la entrevista que coincidentemente se publicó este sábado en la revista Rolling Stone.

    Otro cuestionamiento es la participación de Kate del Castillo, para ayudar a Penn y a la Revista Rolling Stone a conseguir la primicia. Kate actuó en una telenovela sobre la llamada “Reina del Pacifico”, la novela de Arturo Pérez Reverte y se ha manifestado interesada en lo que sucede en el mundo del narcotráfico y sus principales protagonistas, incluido el Chapo Guzmán.

    Más allá de la responsabilidad legal en la que Sean Penn y Kate del Castillo hubieran incurrido, es interesante escuchar lo dicho por Guzmán Loera en el artículo de 10 mil palabras y publicado en Rolling Stone. En él Guzmán acepta ser traficante de drogas, algo que siempre ha negado, se ha dicho agricultor pero nunca narcotraficante, confesión que sin duda le pesará en un juicio en los Estados Unidos. Se menciona en la entrevista la complicidad y cooperación entre los militares y su cartel de Sinaloa, algo que de ser cierto, tendrá que darse a conocer con nombres y apellidos, algo que incomodará a muchos.

    En Resumidas Cuentas, la fuga del Chapo y su posterior captura son bien dignas de una película o al menos de una entrevista.



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: