COLUMNA: Cinema Red

    José Antonio Valdés
    José Antonio Valdés
    Investigador, guionista, crítico y docente cinematográfico
    septiembre 18, 2015

    TIN-TAN CUMPLE CIEN AÑOS

    A un siglo del nacimiento de Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés en el centro de la Ciudad de México, un 19 de septiembre de 1915.

     

    Fue el segundo de nueve hermanos, al igual que en sus películas era un niño tremendo. Su padre el señor Rafael Valdés era agente aduanal, por lo que Germán y su familia viajaron de la Ciudad de México, a Veracruz, y  a Ciudad Juárez. Si algo había aprendido en la frontera era a manipular el inglés y mezclarlo con el español, su peculiar spanglish aspecto que lo convertiría en el gran icono cinematográfico con más vigencia de la Ciudad de México.

    Alrededor de los 19 años entró a la radio XEJ allá en Ciudad Juárez ¡En la cabina empezó todo! así por un micrófono descompuesto que su jefe el señor Meneses le había pedido que probara cantó como el gran Flaco de Oro, tan buena fue su imitación que el señor Meneses lo puso al aire de inmediato con su propio programa El barco de la barco ilusión, como locutor lo apodaban al principio La chiva a causa de su barba, luego El pachuco topillo o Topillo Tapas. Con su programa Tin Tin Larará se fue definitivamente por la parodia.}

    En una gira a principios de 1940, Jorge Maulmer y Paco Miller el famoso ventrílocuo, tuvieron un contratiempo con uno de sus actores por lo que en El paso Texas a recomendación de un conocido solicitaron ver a Germán Valdés, así se aventuró de lleno al show busines. Su gira empezó en El paso Texas y también, ahí, su relación con el mero, mero carnal de su alma: Marcelo Chávez y su entrañable amiga Meche Barba quienes ya se encontraban a bordo.

    Blog_20150918_CinemaRed_TinTan1

    ‘‘A mi carnal Marcelo lo conocí en Ciudad Juárez… Un día como quien no quiere la cosa empezamos a ensayar: agárrate la guitarra, vamos a ensayar; y cantamos el Guatatitaratiratao, La mosca sentada en la pared y todas las que cantaba; salimos ese día a escena y gustamos mucho’’.

    No todo fue miel sobre hojuelas, Maulmer estuvo a punto de despedir a Germán. Una noche Marcelo y Germán, el primero tocando la guitarra y Germán cantando descubrieron su talento, montaron un número genial con influencia pachuca que impresionó a Miller y convenció a Maulmer al igual que al público. A finales de 1940 Miller filmó un corto El que la traga, la paga, fue el primer contacto fílmico de esta pareja artística.

     

    ‘‘TIN TAN, el cómico original y auténtico pachuco nuevo favorito del público de México’’

     

    Múltiples anécdotas hay alrededor del bautizó de Germán con el nombre de Tin Tan, una es acerca de que Miller le dio en nombre de El Niño del Tin Tan, otra versión cuenta que en la búsqueda de un nombre Germán comentó: ‘‘Los grandes payasos se pueden llamar Pin Pin, Pon Pon, Ti Ti, To Ti, Tan Tan, Ton Ton, Tan Tan, Tin, Tan. ‘‘A lo que Miller respondió ‘‘Ese suena Perfecto, Debutaras en México con el nombre de Tin Tan’’, otra de las anécdotas dice que Miller le puso Tin Tan al recordar el sonido que hacían la botellas llenas de agua cuando el comediante Juan Muñoz Leyva las golpeaba. Así con el nombre de Tin Tan debutó en México en 1943 en el Teatro Esperanza Iris.

    La caravana de Miller consiguió entrar al ámbito cinematográfico, la primera aparición de Germán fue en Hotel de verano (1943) de René Cardona, donde introdujo su spanglish y su atuendo pachuco. Su aparición fue todo un éxito, que llamó la atención del público y los periodistas.

    ‘‘¡Chale!; ¡Si vieran que esta película está re suave! ¡Ustedes nomás vengan!’’

     Blog_20150918_CinemaRed_TinTan2

    El hijo desobediente (1945) la película estaba a cargo de Humberto Gómez Landeros, tuvo mucha expectativa entre la gente, y fue anunciada con gran interés por los periódicos. Gilberto Martínez Solares y Germán Valdés iniciaron su relación con Calabacitas Tiernas (1948), juntos realizaron 36 películas entre 1948 y 1971. En 1949 Germán Valdés llegó a la cúspide de su carrera Calabacitas tiernas estaba en cartelera, él ya filmaba Yo soy charro de levita, No me defiendas compadre, y El rey del barrio. Era toda una celebridad que estaba en la radio, el cabaret, el teatro, y el cine.

    A lado de Martínez Solares Germán encontró una veta de creatividad inagotable. Tin Tan hablando consigo mismo ante el espejo y la visión de ¡Ay qué bonitas piernas! de Rosita Quintana en Calabacitas tiernas. El beisbolista del equipo de la prisión en No me defiendas compadre. El pachuco de barriada en ¡Ay amor… cómo me has puesto! El limpiabotas metiche en El Revoltoso. El inocente Inocencio Dantés en El Vizconde de Montecristo. El pobre sirviente en El ceniciento. El hombre de las cavernas en El bello durmiente. El fallido conquistador en Me traes de un ala. El charro-pachuco de Yo soy charro de levita. El ladrón frustrado que había trabajado con los gángsters en ‘‘Chicago, Illinoils’’ en El rey del barrio.

    Germán Valdés colaboró con otros muchos realizadores como Ismael Rodríguez en Mátenme porque me muero, con Carlos Enrique Taboada en La isla de las mujeres, con el prolífico Rafael Baledon en El hombre inquieto, con Rogelio A. González en El gavilán Pollero entre otras, con el gran Juan Bustillo Oro en Las aventuras de Pito Pérez, con Emilio Gómez Muriel en Seis días para morir, con Miguel Morayta en El médico de las locas. Chano Uruerta Y Federico Curiel dirigieron a Tin Tan en Pilotos de la muerte el primero y el segundo en Tin Tan el hombre mono.

    Blog_20150918_CinemaRed_TinTan3

    En el doblaje Tin Tan participó en Dos personajes fabulosos, estrenada en 1951, basada en La leyenda del jinete sin cabeza. En 1967 le dio voz al optimista y despreocupado oso Baloo de El libro de la selva, cantando ‘‘Busca lo más vital’’ y ‘‘Quiero ser como tú’’. En 1970 haciendo la voz de O´Malley, un gato vagabundo fanático del jazz, protagonista de Los Aristogatos.

    A mediados de los años cincuenta Valdés inauguró su propio cabaret llamado El Satélite, y continuaba con apariciones en el cine sin abandonar su humor y espontaneidad. Entre 1956 y 1959 grabó 30 películas, hacía 1969 su veta fue el teatro, a pesar de los años Germán y Marcelo abarrotaban plazas de toros y teatros. En 1969 La Asociación Nacional de Actores le otorgó la medalla Virginia Fabregas por cumplir 25 años de actividad.

    El rey del barrio, El músico poeta y loco, el pachuco, el icono, el locutor, cantante, actor, bailarín, besador, conquistador y cómico. Tin Tan el gran Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés falleció en el 29 de junio de 1973. En palabras de José Antonio Valdés ‘‘Para Tin Tan cien años no son nada’’.

    Por: Viridiana Martínez Marín



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: