COLUMNA: En Resumidas Cuentas

    Arturo Corona
    Arturo Corona
    Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
    Febrero 10, 2017

    VIBRA MÉXICO

     

    Donald Trump cumple tres semanas en la Casa Blanca, 21 días en los que sus órdenes ejecutivas y twitts han abierto varios frentes, Irán, Yemen, China, Europa, el programa de salud Obama Care, la presión a empresas estadounidenses a regresar sus plantas de México, la prohibición a ciudadanos de siete países musulmanes y el revés que le dio un circuito de jueces federales que la frenó, además el muro, la deportación de indocumentados, hasta la línea de ropa de Ivanka Trump.

    El precio de la construcción del muro en la frontera ha saltado de entre 12 mil y 15 mil millones de dólares proyectados en campaña, a la última cifra de unos 22 mil millones de dólares que según el presidente Trump pagaremos nosotros.

    Sin duda la relación entre México y los Estados Unidos está en su peor momento en al menos de cien años cuando en una descara intervención del presidente William Taft y su embajador Henry Lane Wilson contra el gobierno del Presidente Francisco I. Madero, apoyaron su asesinato a manos de Victoriano Huerta y mandó dos barcos de guerra y 5 mil soldados a México.

    Hoy las amenazas se repiten ahora con una gran dependencia comercial, y al menos 12 millones de indocumentados bajo la amenaza de ser deportados, perseguidos y señalados. Hasta ahora los mexicanos hemos sido insultados a pesar de ser dos países que comparten no solo historia y una frontera de 3 mil kilómetros. Millones de familias comparten ligas familiares en ambos lados, somos un país aliado con la carga del combate al narcotráfico con los Estados Unidos su principal mercado.  Algún político dijo y no sin razón que México pone los muertos y nuestros vecinos los consumidores.

    Me llama la atención que naciones pequeñas y lejanas como Yemen con 27 millones de habitantes alcen la voz ante el gigante en respuesta a un operativo de la CIA que cobró la vida de 20 civiles. En ciudades de los Estados Unidos ha habido protestas ante el golpe a los derechos humanos. En Europa manifestaciones contra la prohibición a  siete países de mayoría musulmana y no he visto marchas, quejas y protestas en México a pesar de las frases ofensivas de Trump  que nos ha calificado de violadores y narcotraficantes. Hemos sido pasivos y en cambio aplaudimos al SuperBowl y los Óscares y no somos capaces de externar nuestra queja. Mejor Evo Morales o Nicolás Maduro alzan la voz.

    Este domingo hay expectativas por la marcha de #VibraMéxico. Organizaciones civiles, líderes como Enrique Graue el rector de la UNAM y ciudadanos preocupados por la relación tensa que existe desde hace tres semanas con nuestro vecino del norte, decidieron salir a manifestar su protesta contra el Presidente Donald Trump y su actitud belicosa hacia los mexicanos. Algunos critican la marcha, las opiniones van desde los que aseguran que no va a cambiar nada, los que no están de acuerdo con los organizadores, otros quisieran que fuera una marcha contra las alzas a las gasolinas y el gobierno del Presidente Enrique Peña.

    En Resumidas Cuentas la decisión de marchar o no es personal, nadie está obligado, tampoco se vale descalificar a los que vestirán de blanco,  y manifestarán su inconformidad por los comentarios y las políticas racistas de Donald Trump. Por lo pronto yo ya tengo lista mi bandera y el lunes le reporto el sentir de los asistentes a la marcha.

    Formato 21

    Crédito de imagen: TW / @MxVibra



    Imprimir este artículo Imprimir este artículo

    Te puede interesar: