LA CITA CON TU MúSICA

    Cómo usar la técnica Pomodoro para aumentar tu productividad

    Si siempre estás buscando maneras de ser más productivo, posiblemente has escuchado o leído acerca de la técnica Pomodoro. Fue creada en la década de los 80 por Francesco Cirillo y todavía hoy sigue siendo una de las técnicas para administrar el tiempo. El nombre Pomodoro (“tomate” en español) que le dio su creador, viene de que usó un temporizador de cocina en forma de tomate.

    Aunque este método no es lo ideal para algunas personas, para otros resulta excelente y les permite realizar el máximo posible de tareas durante el día sin perder tiempo procrastinando, y al mismo tiempo tomando varios descansos para despejar la mente y relajarse.

    ¿En qué consiste la técnica Pomodoro? Trata de conseguir que se logren tantas tareas como sea posible en la menor cantidad de tiempo, manteniendo una concentración alta mientras el cerebro está fresco y descansado. El proceso es simple: durante 25 minutos deberás trabajar sin distracciones de ningún tipo, lo que se llamará “pomodoro”. Cuando un pomodoro finaliza tendrás 5 minutos de descanso. Después de que pasen cuatro pomodoros (o 100 minutos de trabajo), tendrás otro descanso de 15 minutos donde puedes levantarte de la silla, caminar un poco, o hacer cualquier otra cosa lejos del ordenador.

    1. Averigua cuánto tardas en terminar una actividad contando los pomodoros.

    2. No permitas que ninguna de las distracciones externas haga que pierdas la concentración. En caso de que pase en algún momento, anótalo para saber cuántas veces en esos 25 minutos sentiste que necesitabas desconcentrarte.

    3. Organiza tu tiempo de acuerdo a los pomodoros. Esta idea debe ser tomada después de saber cuántos pomodoros te lleva cada actividad. Si te organizas y sabes cuánto tiempo tardarás en hacerlo todo, entonces también podrás crear más tiempo libre.

    4. Después de cumplir los objetivos anteriores, trata de conseguir una meta personal. Por ejemplo: mejorar aún más tu eficiencia o la calidad del trabajo que estás haciendo. También puedes crear objetivos alrededor del tiempo libre usándolo como un premio al finalizar todo.

    Entre cada pomodoro debes tener recesos, aunque sean de apenas 5 minutos. Este es el secreto para ser productivo, darte un poco de tiempo para que tu cerebro descanse después de estar concentrado en una tarea por poco menos de media hora.

    Si sigues este sistema y te levantas de la silla cada cuatro pomodoros, realmente aumentarás tu productividad rápidamente, especialmente porque es una técnica muy sencilla para usar y que da resultados inmediatos.

    Para tu smartphone: Si tienes Android una simple búsqueda en la Play Store te mostrará decenas de aplicaciones para seguir la técnica Pomodoro. Sin embargo, dos las mejores son It’s Pomodor Time y CleanFocus. Ambas son muy sencillas y fáciles de usar, además de gratuitas. Si usas iOS definitivamente deberías instalar Pomodoro Timer, una aplicación que cuesta US$1.99 y que es hermosa. Para quienes quieran una versión gratuita tenemos Flat Tomato.

    FUENTE: Blogthinkbig.com

    Crédito de imagen: Internet 

    Te puede interesar: