LA CITA CON TU MúSICA

    Cosas que la gente inteligente no cuenta nunca en el trabajo

    Pasamos más tiempo en el trabajo que con nuestra familia y nuestros amigos. Sin embargo, es mejor evitar compartir ciertos asuntos en el mundo laboral.

    Se pueden prevenir algunas situaciones embarazosas si sabemos manejar con cautela ciertos temas personales.

     

    El Doctor Travis Bradberry, coautor del libro “Emotional Intelligence 2.0”, ofrece varios consejos sobre tu vida personal que debes tener muy en cuenta para triunfar en el mundo laboral. Según este especialista en liderazgo, estos son algunos aspectos que es mejor evitar revelar sobre ti mismo en la oficina.

     

    1. Cuánto dinero ganas. Según Bradberry: “En cuanto se sepa cuánto ganas, todo lo que hagas en el trabajo jugará en tu contra. Resulta muy tentador intercambiar cifras entre compañeros sobre sueldos, pero en el momento en que lo hagan no volverán a mirarse el uno al otro de la misma manera”.

    2. Vida sexual. Ni presumir de ligues ni confesar que lo haces con tu pareja trae nada bueno en las conversaciones entre compañeros. Cualquier aspecto de tu vida sexual solo puede jugar en contra de tu reputación. Por otro lado, muchas personas no se sienten cómodas hablando de estos asuntos, por lo que el sexo y las relaciones de pareja no suelen ser temas muy apropiados para ser tratados durante el café del descanso.

     

    3. Que estás buscando otro empleo. Desde el momento en que confiesas que estás ampliando tus perspectivas laborales, te puedes convertir para tus jefes en “el tipo que ya no quiere seguir aquí”. Las consecuencias pueden ser desde que no te encarguen más trabajos y tengas que pasar muchas horas vacías sin hacer nada hasta que que te empiecen a mandar las peores tareas. Hasta que nadie te garantice un nuevo trabajo, mejor que en tu puesto actual nadie se entere de que estás haciendo lo posible para marcharte.

     

    4. Tu alocado pasado. Borracheras, pequeños robos, excesos de la adolescencia… Si no admitirías tales anécdotas en una entrevista, ¿por qué deberías declararlas una vez obtenido el puesto?

    5. Blasfemar sobre tu trabajo. Machacar a los demás con lo poco que la empresa reconoce el esfuerzo, con lo bajoque es el salario o con lo mal que se portan los jefes no hace más que crear una sensación generalizada de negatividad que mina la moral del grupo. Haz lo posible para no convertirte en una persona tóxica.

    Te puede interesar: