LA CITA CON TU MúSICA

    Hábitos de las personas emocionalmente saludables

    1. Autoaceptación. Las personas saludables eligen aceptarse a sí mismos incondicionalmente.

    2. Tomar riesgos. Las personas emocionalmente saludables eligen tomar riesgos y tienen un espíritu de aventura sin llegar a ser temerarios.

    3. Adecuada tolerancia a la frustración. Las personas saludables reconocen que solo hay dos tipos de problemas los que se puede hacer algo al respecto y los que no.

    4. Responsabilizarse por las cosas. Las personas saludables aceptan una gran parte de la responsabilidad por sus propios sentimientos, pensamientos y comportamientos, en lugar de culpar a otros.

    5. Interesarse por uno mismo. Las personas emocionalmente saludables pueden sacrificarse en algún grado por los que quieren y les rodean, pero no al 100% ni de forma abrumadora.

    6. Autodirección. Las personas emocionalmente saludables asumen la responsabilidad por la dirección que toma su ida, en lugar de buscar constantemente el apoyo y la aprobación de otros.

    7. Tolerancia. Las personas saludables no se condenan o a otros por actuar mal, es útil permitir que uno y los otros seres humanos puedan cometer errores.

    8. Flexibilidad. Las personas emocionalmente saludables tienden a ser pensadores flexibles, ya que las reglas rígidas e invariables tienden a reducir la felicidad.

    9. Aceptar la incertidumbre. Las personas emocionalmente saludables buscan un grado de orden y organización, pero no demandan la certeza perfecta.

    10. Compromiso. Las personas emocionalmente saludables tienen por lo menos un interés creativo y están involucradas en algún grado con la humanidad, les da un sentido de felicidad.

    FUENTE:  Equilibra

     

    Te puede interesar: