Así lo informó Laura Cortés Sanabria, investigadora adscrita al Hospital de especialidades del IMSS en Jalisco.
A través de un comunicado, dijo que la insuficiencia renal crónica es una enfermedad que afecta al 10 por ciento de la población en México y que, en muchos casos, se asocia a altos índices de morbi-mortalidad, porque una inadecuada función renal disminuye el estado físico y la calidad de vida de las personas que la padecen.
La investigadora mencionó que si se detecta a tiempo, entre las fases 1 y 2, es posible detener el avance de la enfermedad.
Asimismo, pidió a la población realizarse chequeos de salud continuos, por lo menos una vez al año, donde se incluyan análisis clínicos, independientemente si se tengan síntomas o no, ya que la insuficiencia renal es una enfermedad silenciosa que provoca fallas en el metabolismo que pueden provocar la muerte.
Redacción: Formato 21
Foto: incart.gob.do

Comentarios