Dave Grohl se ha caracterizado por subir a algunos fans al escenario para tocar con su banda Foo Fighters y así cumplir algunos sueños.
Esta vez se lució, ya que no invitó a nadie del público, sino que las invitadas fueron nada más y nada menos que sus hijas: Violet y Harper de 12 y 9 años respectivamente.
La presentación tuvo lugar en Oakland, en un concierto benéfico para el UCSF Benioff Children’S Hospital. En primer lugar subió al escenario su hija Violet, para interpretar junto a su padre: “When We Were Young” de Adele.
Y seguido de ese acto, su hija menor, Harper, subió para interpretar la canción “The Sky is a Neighborhood” del disco “Concrete and gold”.
 



 



 

Compartir

Comentarios