Ante esa situación, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Rex Tillerson, llamó a los gobiernos regionales a cooperar más con Estados Unidos.
Al lanzar la estrategia del gobierno de Donald Trump para las Américas, y antes de iniciar su primera gira por la región, señaló que “América Latina no necesita nuevos poderes imperiales, que sólo buscan beneficiar a su propia gente”.
“El modelo de desarrollo liderado por China recuerda al pasado. No tiene que ser el futuro del hemisferio”, señaló el funcionario estadounidense, al advertir que “las prácticas comerciales desleales” costarían empleos locales.
Agregó que “la creciente presencia de Rusia en la región también es alarmante”, y lamentó que Moscú venda armas a “regímenes que no comparten ni respetan el proceso democrático”.
El secretario de Estado, afirmó en un discurso en la Universidad de Texas en Austin, que “China está ganando terreno en la región”.
Redacción Formato 21.
Foto: TW/@StateDept

Compartir

Comentarios