Especialistas  de la UNAM  aseguran que la Ley de Seguridad Interior, recién aprobada por la Cámara de Diputados pasará  por aprobación con la Cámara de Senadores  pues podría ofrecer un marco jurídico para  la actuación del Ejército en el combate al crimen organizado.
Sin embargo advirtieron  que si no viene acompañada de un proceso de conformación de instancias de seguimiento y garantías de observación y respeto a los derechos humanos podría dar pie a actuaciones discrecionales y arbitrarias sin rendición de cuentas.
Pedro Isnardo de la Cruz, académico de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, indico que pasar con  estas características actuales existe el riesgo de que el Ejército sea empleado en momentos electorales críticos y en ese sentido, que dicha institución obedezca consignas o responda a una direccionalidad electoral , añadió .
El especialista en temas de seguridad nacional aseguro que no se debe desestimar este esfuerzo, pues se trata de una ley necesaria ya que las fuerzas armadas deben ofrecer un diagnóstico de su intervención en la guerra contra el crimen organizado.
Con información de Rosario González
Foto: CDMX

Comentarios