En México, el 30 por ciento de los adultos con más de 65 años sufren al menos una caída de manera anual, y cuando llegan a los 80, este tipo de accidentes se incrementa de manera importante, advierten especialistas de la UNAM.
Adriana Echeverría, académica de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad León, explicó que las lesiones más frecuentes son las fracturas de muñeca y cadera, esta última, es considerada como la más peligrosa.
Explicó que, para prevenir este tipo de problemas y atender las lesiones o patologías que dificultan la movilidad, y que son propias de este segmento poblacional, la Clínica de Fisioterapia de esa entidad universitaria cuenta con un área geriátrica.
La especialista dijo que hay adultos mayores que no tienen actividad física apropiada para su edad, y pueden desarrollar síndromes como el de inmovilidad.
Por ello, el trabajo debe comenzar a temprana edad, y de ahí, la importancia de contar con un programa de revitalización geriátrica, que consiste en una serie de ejercicios físicos terapéuticos, en los que se trabaja la fuerza muscular, la movilidad, coordinación, cognición y elasticidad.
Con información de Alberto Zamora.
Foto: Archivo F21.

Compartir

Comentarios