La Cámara de Representantes, autoriza la versión reconciliada de la Reforma Fiscal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y de la mayoría republicana.
El documento, fue enviado al Senado para su aprobación.
El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano de Wisconsin, Paul Ryan, dijo que se les está devolviendo su dinero a los estadounidenses.
La versión reconciliada de la reforma fiscal reduce los impuestos a las personas con ingresos superiores a los 500 mil dólares al año del 39.6 por ciento actual a 37 por ciento. Mientras que el impuesto a ingresos corporativos baja del 35 al 21 por ciento y mantiene múltiples exenciones fiscales a empresas.
También, elimina el llamado Mandato Individual que obliga a los estadunidenses a contar con seguro de salud o pagar una multa. Un análisis de la Oficina Presupuestal del Congreso estima que eso podría dejar sin cobertura a otras 13 millones de personas.
Esta versión reconciliadora, además  incluye un pago de hasta mil 400 dólares al año a personas con ingresos de menos de 30 mil dólares al año, una concesión para lograr el voto del republicano Marco Rubio.
Sarah Sanders portavoz de La Casa Blanca, se congratuló por la aprobación de la reforma y dijo que se cumple con la promesa del presidente de darle al pueblo de Estados Unidos un recorte de impuestos antes de Navidad.
Redacción Formato 21
Imagen AP

Compartir

Comentarios