La medida entrará en vigor a partir del uno de noviembre.
La medida se aplicará en Inglaterra, Gales y Escocia, anunció el ministro del Interior, Sajid Javid, quien aclaró que con ella “no se abre la vía a una legalización del cannabis con fines recreativos”.
Explicó que su intención “siempre ha sido asegurar que los pacientes puedan acceder al tratamiento médico más apropiado”.
Varios casos de personas enfermas que se tratan ilegalmente con ayuda de productos derivados del cannabis, se mediatizaron en los últimos tiempos, alimentando el debate sobre la autorización del cannabis terapéutico.
El interés del uso del cannabis como planta medicinal se relanzó en la década de 1990.
Desde entonces, decenas de estudios confirmaron el interés del cannabis terapéutico para tratar por ejemplo, los espasmos musculares de la esclerosis múltiple y de la epilepsia, los dolores crónicos de algunas patologías neurológicas o para prevenir las nauseas y vómitos de las personas con cáncer.
Redacción Formato 21

Foto: AP

Compartir

Comentarios