El tráfico ilegal de marfil desde Myanmar a China aumentó sin restricción alguna, revela un estudio del activista estadounidense, Esmond Martin, asesinado recientemente en Kenia.
El documento fue divulgado este martes por Save The Elephants, un grupo conservacionista basado en Kenia.
El texto dice que el marfil sacado de los elefantes en África y Asia está siendo transportado en grandes cantidades a China, el país principal consumidor de ese material.  China prohibió este año, el tráfico de marfil a nivel nacional.
El reporte dice que Martin fue asesinado por un individuo desconocido el 4 de febrero. Fue hallado muerto en su casa en Nairobi.
Redacción Formato 21
Foto: AP
 

 

Compartir

Comentarios