El cuerpo de un niño desaparecido desde el 9 de octubre fue hallado sin vida este miércoles, lo que aumenta a 13 el número de fallecidos en la catástrofe.
Se  trata del menor Artur y fue localizado cerca de un puente en la localidad de Sant Llorenc de Cardassar, la más afectada por el diluvio repentino.
La Guardia Civil de la isla balear dijo que el vehículo en que viajaban el niño y su madre fue arrastrado por un torrente de agua y lodo. El cuerpo de la madre fue hallado al día siguiente, en tanto su hija de siete años sobrevivió.
El rey Felipe VI y la reina Letizia prevén asistir a un funeral de estado en la ciudad de Manacor en las próximas horas
Entre los muertos se contabilizaron tres alemanes, dos británicos y una holandesa.
Redacción de Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios