Las nevadas intensas y el viento obligaron al cierre de los aeropuertos en Escocia, Suiza y Francia y dejaron varados a cientos de automovilistas en las rutas de Europa. Hasta el momento se habla de 50 decesos a causa del frío.

El aeropuerto de Ginebra cerró bajo una capa de 13 centímetros de nieve, la cual es provocada por la ola de frío bautizada como “Oso Siberiano”.
La nieve también causo la suspensión de vuelos en las terminales aéreas de Glasgow y Edimburgo, Escocia, y hubo cancelaciones en Heathrow y otros aeropuertos británicos como los de Montpellier y Biarritz en Francia.

Cientos de conductores quedaron atrapados en sus autos durante la noche en Escocia, y las autoridades pidieron que las rutas quedaran libres para los servicios de emergencias.

En el condado de Lincolnshire, en el este de Inglaterra, la policía dijo que los caminos eran intransitables bajo una capa de hasta 60 centímetros de nieve.
Unos dos mil autos están varados en las rutas en Herault, en el sur de Francia, y las autoridades piden a la gente dejar sus autos en casa.
Los meteorólogos pronosticaron nuevas tormentas de nieve, lluvia gélida y tormentas eléctricas en Irlanda, el suroeste de Inglaterra y Gales.
Redacción Formato 21
Imagen: TW @aeroportbiq

Comentarios