Una intensa nevada dejó a cientos de conductores varados y provocó los peores daños de la historia en París.

Los avisos meteorológicos anticipan sobre nuevas nevadas para este viernes.

La Torre Eiffel quedó cerrada al público y las autoridades solicitan a la población que se quede en sus casas por el temporal de lluvia y nieve que azota a Francia.
La empresa que gestiona a la estructura de hierro informó que la Torre estará cerrada el viernes y el sábado para garantizar la seguridad de los visitantes.
Trabajadores con palas retiran la nieve acumulada y el hielo de las escaleras y plataformas debido a que no se puede utilizar sal para derretirla, porque corroería el metal y dañaría los ascensores.
Redacción Formato 21

Foto: AP

Comentarios