En una conferencia de prensa conjunta en Ottawa, el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el presidente francés Emmanuel Macron, cuestionaron la aplicación de aranceles a las importaciones de acero y aluminio, las cuales, aseguraron, también afectarán a los trabajadores estadounidenses.
Trudeau consideró “risible” la justificación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para la aplicar los aranceles, razones de seguridad nacional.
Por su parte, Macron dijo que los líderes del Grupo de los 7 (G7), no deben tener temor de alcanzar acuerdos sin Estados Unidos en la próxima cumbre.
Agregó que el G7 presionará en su cumbre a Trump por los
aranceles que impuso a la importación de metales.
Trudeau y Macron se reunieron en Ottawa antes de dirigirse a Quebec para la cumbre del G7.
Redacción Formato 21
Foto: TW @JustinTrudeau

Comentarios