El presidente ruso Vladimir Putin, expresó a la canciller Angela Merkel, su preocupación tras la instauración en Ucrania de la Ley Marcial, por lo que pidió a la mandataria alemana disuadir a Kiev de cualquier acto irracional.

Los dos dirigentes hablaron por teléfono para abordar el peligroso incidente que tuvo lugar el domingo en el mar Negro, cuando los guardacostas rusos capturaron tres embarcaciones ucranianas a las que acusaron de haber entrado ilegalmente en aguas territoriales frente a la península de Crimea.

Putin denunció las acciones de provocación de la parte ucraniana y una grosera violación de las normas del derecho internacional por sus buques militares, e insistió a Merkel en ejercer su influencia para evitar que el conflicto escale de nivel.

La Ley Marcial, que se establece en caso de guerra, fue anunciada por Ucrania el lunes en la noche tras el bochornoso accidente, y estará vigente para los próximos 30 días en las regiones fronterizas.

Redacción Formato 21

Imagen: EFE

Comentarios