A partir de este 1 de enero, California será el estado más grande de la unión americana en legalizar la venta de marihuana con fines recreativos.
Desde 2016, el Congreso de California votó por la legalización del consumo de la hierba con el propósito de regular su venta para uso medicinal e incentivar a los operadores del vasto mercado negro a ingresar al sistema legal.
En ciudades como Los Ángeles, la medida entrará en vigor el miércoles tres de enero, mientras que en el condado de Kern, sigue está prohibida toda actividad comercial de cannabis.
Santa Cruz, San Diego, Shasta Lake, San José y West Hollywood ya autorizaron a algunos negocios para venta de marihuana recreativa.
Su consumo en California conlleva algunas restricciones, por ejemplo, no se permite fumar en público, a menos de 300 metros de una escuela o una guardería cuando haya niños cerca, o mientras se conduce un auto.
El estado impondrá un impuesto especial del 15 por ciento sobre las compras al menudeo de todos los productos de cannabis, incluido el medicinal, pero las autoridades locales podrán aplicar gravámenes adicionales.
Redacción Formato 21.
Foto: Archivo F21.

Compartir

Comentarios