El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó que, debido a ello, más de seis mil toneladas o 12 millones de libras de carne cruda molida de res fueron retiradas de circulación.
De acuerdo con las primeras investigaciones, 26 personas de 26 estados en Estados Unidos, han enfermado por la contaminación de la carne, la cual, es distribuida por la empresa JBS Tolleson, de Arizona, con fecha de empaque de entre el 26 de julio y el 7 de septiembre de este año-
Como medida preventiva, el USDA pidió a la población devolver la carne a los establecimientos donde fue adquirida; además advirtió que su consumo puede provocar padecimientos bacterianos.
Entre los síntomas más frecuentes se encuentran: diarrea, dolores abdominales y fiebre en un lapso de 12 a 72 horas después de ingerir el alimento.
En algunos casos, la diarrea puede ser tan severa que los afectados pueden requerir de hospitalización, al igual que los adultos mayores, infantes y personas con un sistema inmunológico débil.
Redacción: Formato 21
Foto: foodsafety.gov

Comentarios