La tienda de marihuana “High North” o Norte Psicoactivo, bien podría llamarse “Sequía Psicoactiva” porque sus existencias se agotaron a las cuatro horas del inicio de la legalización del cannabis en Canadá hace dos semanas.
Trevor Tobin, uno de los propietarios del establecimiento, señaló que no les han surtido marihuana desde hace diez días. Su madre, la copropietaria Brenda Tobin, asegura que cuando indica a los clientes que no hay nada “muchos dicen ‘bueno… habrá que ir al mercado negro’”.
Con la legalización de la marihuana el 17 de octubre, Canadá se convirtió en el mercado nacional más grande del mundo para el cannabis de uso recreativo. Sin embargo, por ahora es una ventaja sólo en nombre.
Los minoristas privados y gubernamentales del cannabis dependen de productores autorizados para que les surtan los productos. Pero a la fecha, de 132 productores de marihuana a los que la agencia federal Health Canada otorgó licencias, sólo 78 tienen ventas autorizadas.
Los problemas no se hicieron esperar en los mercados financieros de Canadá. Las acciones de las compañías cannábicas, que habían aumentado de valor con la legalización, se han desplomado desde entonces.
Redacción Formato 21

Foto: Archivo

Compartir

Comentarios