De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la mitad de los niños que trabaja en América Latina y el Caribe lo hace en la agricultura.
A nivel global esa cifra es aún mayor, tres de cada cuatro niños y niñas que trabajan lo hacen en ese sector, 108 millones se dedican a la agricultura, la ganadería, la silvicultura o la acuicultura.
El representante regional de la FAO, Julio Berdegué, señaló que para lograr que ningún niño o niña tenga que trabajar, los gobiernos deben desarrollar políticas específicas enfocadas en el trabajo infantil agrícola.
La FAO considero que el trabajo infantil es inaceptable desde todo punto de vista, y es muy positivo que en nuestra región estemos avanzando para erradicarlo.
De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT)la caída más importante en el trabajo infantil peligroso a nivel global se dio en América Latina y el Caribe.
El último informe de la OIT sobre trabajo peligroso indica que entre 2012 y 2016, la región registró una reducción de 2.4 puntos porcentuales en su proporción de niños y niñas ocupados en trabajos peligrosos.
Con información de Rosario González
Redacción Formato 21
Imagen FAO

Compartir

Comentarios