El gobierno de Washington sancionó a siete oligarcas y 17 funcionarios de gobierno rusos por lo que consideró ataques contra occidente, en un intento por demostrar que el presidente Donald Trump no es excesivamente indulgente con el Kremlin.

El Departamento del Tesoro informó que 12 empresas de propiedad de los oligarcas son igualmente objeto de sanciones junto con una empresa estatal que comercia armas y un banco subsidiario.
La medida se aplicó por las agresiones en la península de Crimea y el este de Ucrania, el apoyo al presidente sirio Bashar Assad, los ataques informáticos y los intentos de subvertir la democracia occidental.
Altos funcionarios del gobierno dijeron que las sanciones eran parte de un esfuerzo concertado y en curso por parte de Estados Unidos por obligar al gobierno del presidente Vladimir Putin a retroceder. Destacaron que desde la juramentación de Trump el año pasado, se ha sancionado a 189 personas o entidades relacionadas con Rusia.

Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios