Familiares de mujeres asesinadas en ese municipio realizaron una marcha del Ángel de la Independencia al Zócalo para exigir que se esclarezcan los crímenes de las víctimas y se sancione a los responsables.

Con fotografías de las personas desaparecidas y muertas, y con flores moradas, el contingente avanzó sobre Paseo de la Reforma hasta llegar a la Plaza de la Constitución.

Ahí, pidieron al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, endurecer las penas contra los homicidas e instituir el 3 de noviembre como el “Dia de las Mujeres Muertas”.

En el contingente participó el padre Alejandro Solalinde quien dijo sentir vergüenza al saber que el 90 por ciento de las personas que asesinan a las mujeres son católicos y los crímenes quedan impunes.

Con información y foto de Gaspar Vela
Redacción Formato 21

Compartir

Comentarios